El juez federal de Esquel, Guido Otranto, tomaba esta mañana testimoniales a otros cuatro gendarmes en la investigación de la desaparición de Santiago Maldonado, que se suman a los once que ya declararon desde el martes, en tanto se espera hoy una respuesta del magistrado al pedido de recusación que formuló ayer la familia del joven, informaron fuentes judiciales.
Los uniformados que concurrieron hoy son Cecilio Fernández, Lucio Buch, Andrés Ahumada y Martín Lozano, quienes -como la mayoría de los que anteriormente habían dado su testimonio- ingresaron a la comunidad mapuche Resistencia de Cushamen el 1 de agosto, luego de haber desalojado un piquete en la ruta nacional 40.
Fue en ese operativo que Santiago Maldonado fue visto por última vez, con lo cual es foco de las investigaciones en el marco de las dos causas que tramitan en la Justicia Federal de Esquel, una de ellas por los pedidos de hábeas corpus y, la otra, bajo la carátula de "desaparición forzada".
Uno de los datos sobresalientes de esta jornada fue que, a primera hora del día, Gustavo Dalzone, abogado de Gendarmería, había anticipado a los periodistas que mañana declararía el gendarme Armando Robledo, quien en el sumario interno de la fuerza reconoció haber arrojado un piedrazo a uno de los manifestantes de la comunidad mapuche que huían del operativo cruzando el río Chubut.
No obstante, más tarde, el propio letrado se acercó a los periodistas para corregir esa información y aclarar que mañana no declararía ese efectivo.
De acuerdo con la lista de testigos informada por fuentes judiciales, mañana será el turno de la testimonial de Emmanuel Echazú, el gendarme que resultó con heridas en la cara en el operativo realizado en el Pu Lof, por lo que investigadores creen que podría haber reaccionado en forma violenta ante una agresión.
No obstante, ninguna de los testimonios recabados hasta ahora en la causa apuntaló esa posibilidad.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry