Héctor Aníbal Benítez, el padre de Alejandro Benítez, joven que habría sido asesinado brutalmente luego de permanecer detenido en la comisaría de Villa Ángela en 2013, solicitó la intervención del Procurador General de la provincia, Jorge Canteros, para que la causa avance y no se sigan poniendo trabas.

El chico habría desaparecido un día después de haber sido liberado de la Comisaría 1º de Villa Ángela, por “portación de arma blanca”, (un cuchillo tramontina) y según su padre, los policías habrían “iniciado sus acostumbradas ‘joditas’ de maltratar, golpear a los detenidos, pero resulta que en dicha oportunidad y ya excedidos le provocaron lesiones de gran magnitud que lo llevaron indefectiblemente a la muerte”.

El joven apareció muerto pero sus restos se encontraron “totalmente limpios, lo cual deja ver a ciencia cierta que la mano del hombre actuó como otros elementos no determinados aun para limpiarlos”.

A esto se le agrega que una persona de apellido Obregón, que estuvo detenido con Alejandro esa misma noche en la Comisaría, habría recibido no solamente amenazas, sino también ofertas para que “desaparezca de Villa Ángela”, provenientes de mensajes de números de celulares que serían de los policías implicados.

Tal fue la insistencia de su parte, que se logró remitir oficio a la empresa de telefonía móvil para que se puedan desgravar tales mensajes, pero el Tribunal adujo la imposibilidad de desgravarlos, es por ello que Benítez solicita el avocamiento de Canteros, además, para que “arbitre todos y cada uno de los medios necesarios y suficientes tenientes a desgravar tales mensajes, elementos éstos más que contundentes y demostrativos de la participación y/o autoría de la muerte (homicidio) de Alejandro”.

Héctor Benítez lamenta que hasta el día de hoy, la causa llevada a cabo por la Fiscalía Nº 1 de Villa Ángela, se caratula: Benítez Héctor Aníbal s/ Denuncia Extravío, expediente Nº 387/13.

A esto le agrega las constantes amenazas que sufrió en persona junto a toda su familia, de hecho afirma que le quebraron el brazo a su mujer y a él lo llegaron a torturar. Incluso, recientemente, hace un par de meses atrás, denunció que dos personas le quemaron el camión con el que trabaja, arrojándole un bidón de nafta luego de haber efectuado disparos contra su casa durante una madrugada.

 

 

 

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry