Con capacidad para 25 mil espectadores, la cancha tiene césped sintético y plateas techadas. Allí hará de local el equipo de la zona, el Always Ready.

Alto, muy alto, casi tocando el cielo. Allí fue levantado el Coloso de Villa Ingenio, el estadio con mayor altitud en la historia del fútbol mundial. El escenario está situado a 4090 metros sobre el nivel del mar en la ciudad de El Alto, la segunda más poblada de Bolivia y vecina de La Paz.

Aunque no trascendió si se disputarán allí las Eliminatorias sudamericanas, por lo pronto hará de local el equipo de la ciudad, el Always Ready, que regresa a la primera división tras 28 años y que este sábado estrenó el estadio contra Wilstermann.

"Estamos a los pies de los cerros, es como jugar frente a la cordillera", le contó a BBC Mundo Fernando Costa, presidente del equipo recién ascendido.

Si bien el estadio había sido inaugurado en 2017 por el presidente Evo Morales en un partido amistoso, recién a fines del año pasado concluyeron las tareas para que fuera habilitado profesionalmente.

Con capacidad para 25 mil espectadores, cancha con césped sintético y plateas techadas, el escenario es todavía más alto que el Hernando Siles de La Paz, ubicado a casi 3.600 metros de altura y donde, según inmortalizó Daniel Passarella, "la pelota no dobla". También supera al estadio Víctor Agustín Ugarte, en Potosí, que hasta ahora tenía el récord por sus 3.900 metros sobre el mar.

El propio Evo Morales presenció el debut y se refirió al Coloso con orgullo. "Estamos muy felices de que medios internacionales reconozcan al estadio de Villa Ingenio como el más alto del mundo para la práctica de fútbol profesional. Es una infraestructura moderna realizada por nuestro gobierno como homenaje a la querida ciudad de El Alto", escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.