A sólo un año de la inauguración de su primera etapa, la Casa Garrahan Chaco logró posicionarse como un centro modelo en materia de recuperación pediátrica, atento a las tareas de contención y acompañamiento que ofrecen a decenas de niños y sus madres que son derivados desde el hospital Avelino Castelán y otros centros asistenciales de la zona.

“Desde su apertura, se atendieron a más de cien chicos”, indicó el presidente de la Fundación Ciudad Limpia, Carlos Alabe, quien reveló que la atención en esta Casa de la Madre y el Niño se encuentra momentáneamente suspendida por el plan de obras que se viene desplegando desde las últimas semanas en el primer y segundo nivel del edificio.

“Este proyecto fue pensado originalmente como un centro de una sola planta, pero en base a la demanda y el apoyo que fuimos recibiendo por parte de la comunidad, se decidió avanzar con un edificio de tres pisos”, indicó Alabe.

A mediados de diciembre del año pasado, el gobernador Domingo Peppo encabezó la inauguración de la primera etapa de la obra, más específicamente de una planta baja dotada de nueve habitaciones, un salón de usos múltiples, una sala de conferencias y un sector de cocina y comedor.

Asistencia

Gracias al trabajo de la veintena de voluntarios de la Fundación Ciudad Limpia, más de un centenar de niños de diversos puntos de la provincia, e incluso de zonas aledañas, pudieron albergarse en la Casa Garrahan Chaco, mientras cursaban tratamientos médicos de media y alta complejidad.

“Tuvimos grandes satisfacciones como el caso de Jeremías, un nene de Tres Isletas que sufría de una leucemia de médula ósea y logró recuperarse. Algo similar pasó con Miltón, un chico de tres años de la misma ciudad, que ingresó muy afectado por el síndrome de Guillain-Barré y salió caminando”, recalcó Alabe, quien indicó que estas recuperaciones fueron constatadas y confirmadas por profesionales de la Casa Garrahan Buenos Aires.

Apoyo del Estado

Alabe destacó “el compromiso que el gobernador Peppo demostró desde el primer minuto para hacer realidad este sueño de la Casa Garrahan Chaco”, así como el “acompañamiento permanente y la humildad de las actuales autoridades de Lotería Chaqueña, representadas por su presidente Oscar Brugnoli y el vocal Edy Núñez, que nos dan una gran mano para seguir avanzando”.

Brugnoli recordó que el Gobernador había comprometido en enero de 2016 su apoyo pleno a este ambicioso proyecto, que apunta a erigirse como un albergue de contención y recuperación para pacientes pediátricos ambulatorios de los centros de salud del Chaco.

El vocal Núñez, en tanto, destacó el trabajo que viene desplegando la Fundación Ciudad Limpia, ya que todas las habitaciones fueron especialmente ambientadas, con obras aportadas por artistas plásticos locales.

“Cada habitación tiene su ángel de la guarda y un padrino, que aportarán para que los chicos puedan estar bien atendidos”, dijo Núñez, quien también ponderó el compromiso asumido por Peppo para garantizar el flujo de fondos provinciales que permitieron culminar la primera etapa de esta importante obra.

Nuevas etapas

“Al realizar la supervisión de la obra, los especialistas de Buenos Aires quedaron muy sorprendidos por la calidad de la obra y nos manifestaron que el actual modelo ideal de la Casa Garrahan es la del Chaco”, dijo Alabe, para quien esto es resultado de un trabajo conjunto entre la sociedad movilizada, el aporte vital de las empresas del sector privado y el respaldo estatal.

Actualmente, se viene ejecutando a buen ritmo la segunda etapa del proyecto, que permitirá sumar otras nueve habitaciones en el primer piso, donde también estarán ubicadas las oficinas de la Fundación Ciudad Limpia. “El objetivo es inaugurar este sector en marzo de 2018 para luego abocarnos a la tercera y última etapa”, indicó el impulsor del proyecto.

En total, la Casa Garrahan Chaco contará con 27 habitaciones divididas en tres niveles, que permitirán ofrecer alojamiento a los niños que necesiten someterse a tratamientos médicos lejos de sus hogares.

Para Alabe, “contar con un espacio de estas características, especialmente equipado con juegos y entretenimientos, ambientado con pinturas, murales y esculturas, además de un patio amplio y otras comodidades, contribuye en mucho a que los chicos puedan atravesar de la mejor manera sus tratamientos médicos y, en muchos casos, recuperarse totalmente”.


COMPARTIR