El gobernador Jorge Capitanich se refirió este martes a la problemática de los "piquetes" y los cortes de calles que son el "pan de cada día" en Chaco, y sobre todo en el Microcentro de Resistencia, donde se ubica la Casa de Gobierno.

 

Tras encabezar la presentación del Código Electoral para los Centros de Estudiantes de Escuelas Secundarias e Institutos de Educación Superior, este martes en el Salón Obligado de Casa de Gobierno, el primer mandatario apuntó que "el tema central es que muchos de los que movilizan tienen móviles políticos". Aseguró que "los sectore de iquierda son opositores y lo que quieren es estar siempre en contra del Gobierno".

 

Capitanich además adelantó que se reunirá mañana miércoles con autoridades de los tres poderes del Estado, Ejecutivo, Legislativo y Judicial, con el fin de establecer "un sistema de regulación". "Lo que pretendemos es que toda protesta social, en democracia, sea sin interrumpir las calles ni rutas", agregó, remarcando que "vamos a hacer el máximo esfuerzo como siempre, pero el problema es que tiene que haber un acuerdo de los tres poderes y de los municipios".

 

En esta misma línea, sostuvo que "muchos maximizan la protesta social porque tienen objetivos políticos. Saben que el objetivo es perjudicar a quien gobierna" y a la ciudadanía "a sabiendas". "Es una estrategia", aseveró Capitanich.

 

Teniendo en cuenta que la problemática de los "piquetes" es un conflicto entre la población y el Gobierno que existe hace décadas, el primer mandatario resaltó que "siempre es necesario tener una concurrencia efectiva de la intervención de la Justicia en todas sus instancias".

 

No obstante, Capitanich sostuvo que "también es necesario tener un mecanismo como nosotros planteamos, un protocolo para reclamos". "El Estado no puede resolver todas las demandas, tiene limitado el presupuesto para ciertas demandas", agregó.

 

"Si hay un sistema de diálogo y entendimiento es perfectamente posible lograrlo, pero se necesita acuerdo", dijo además el mandatario.

 

En esta misma línea, el gobernador Capitanich aseguró que se encuentra propiciando en mecanismos para terminar con los piquetes, mencionando que busca que haya "una multa si hay un incumplimiento por parte del Estado" o de los manifestantes. "Sería muy bueno establecer un organismo institucional para garantizarlo", agregó.

 

"Hay que lograr un marco de consenso institucional para que esto se resuelva por la vía pacífica y democrática", afirmó en ese sentido.

 

Capitanich también reconoció que "hay hartazgo social por el tema de cortes. Hemos intentado múltiples soluciones, y de los temas que tenemos es el único que hoy forma parte de una estrategia que nos permita ver temas de agenda, porque hemos resuelto gran parte de los temas que se nos presentan".

 

 

Fuente: Diario 21


COMPARTIR