Caos por un falso mensaje de un subsidio en Casa de Gobierno

61

Un mensaje de texto se viralizó durante el fin de semana y provocó caos y largas colas este lunes en Casa de Gobierno. El mensaje aseguraba que el gobierno nacional entregaría un subsidio de 10 mil pesos para las familias afectadas por las últimas lluvias. Sin embargo, desde la Provincia aclararon que esto era mentira.

A través de un comunicado, el Gobierno del Chaco desmintió el mensaje que estuvo circulado en redes sociales sobre la entrega de un supuesto subsidio de $10.000 a tramitar este lunes en Casa de Gobierno.

Tras tomar conocimiento sobre estas versiones difundidas a través de medios no oficiales, desde la Dirección de Aportes Especiales, dependiente de la Subsecretaria de Legal y Técnica de Chaco, se negó la existencia de tal ayuda para los damnificados.

Desde la Dirección de Aportes Especiales se asegura que si bien existen Aportes Especiales destinados para casos de enfermedad o de subsistencia familiar en condiciones de vulnerabilidad, se desacredita la versión de que solo por mañana habrá a disposición un aporte de 10 mil pesos.

Mientras tanto, el Gobierno del Chaco recuerda que la asistencia a sectores afectados por inundaciones sigue activa y que todos los organismos provinciales continuarán trabajando en territorio para brindar las soluciones que los chaqueños necesiten para salir adelante.

De todos modos, el Partido Obrero emitió un comunicado asegurando que la información sobre el subsidio la difundieron el viernes punteros políticos del PJ e incluso hicieron circular planillas para anotarse.

“En el día de hoy se ha producido una crisis porque la larga fila de inundados que concurrió a anotarse para el subdidio, como lo hicieron muchos vecinos el viernes de la semana última, le cerraron las puertas de casa de Gobierno”, señalaron.

“El subsidio, de 10000 pesos, nunca fue anunciado oficialmente, pero se le informó a organizaciones sociales y punteros políticos y el viernes se anotaron. Incluso circuló una planilla con requisitos para la inscripción”, añadieron.

“El daño de muchas familias por la inundación es muy superior a los 10.000 pesos que se pretende pagar, en muchos casos hay daños a las viviendas, a televisores, heladeras, colchones, etc. En muchos barrios, los inundados no recibieron ni siquiera asistencia mínima, como colchones. Muchas familias se endeudaron luego de la inundación, y no podrán pagar las cuotas con los intereses usurarios que cobran las tarjetas”, afirmaron.

“La responsabilidad estatal por las inundaciones es indudable. Barrios enteros se inundaron por falta de obras. En Barranqueras, hasta la intendenta venía pidiendo las bombas necesarias en las estaciones de bombeo. En la Liguria, fue determinante el cierre de los desagotes de las lagunas al Río Negro y también faltan bombas en la estación de bombeo. En la zona sur, las obras del canal Quijano y 16, inconclusas, determinaron que el agua no bajara por varios días”, remarcaron.