Ayer, mediante el operativo de seguridad pública y vial, en distintos puntos estratégicos de la provincia, la Policía Caminera reforzó el trabajo para la prevención de los denominados wileros y motochorros que se concentran en las zonas de riesgo. El objetivo fue evitar ilícitos y siniestros viales. También se usó el sistema de Radar, para control de velocidad.

El personal procedió al secuestro de varios motovehículos, por falta de documentación que acredite su procedencia y deficiencias en el sistema de iluminación, remitidas a Comisaría de jurisdicción. Asimismo se labró varias actas  de infracción. Realizándose concientización vial en razón del buen manejo, uso de luces bajas las 24 horas y el uso de cinturón.

La jornada finalizó con 152 actas de infracción, y varias intervenciones de carga por comprobarse irregularidades en su transporte.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry