En el marco de los operativos desplegados por la Dirección General de Policía Caminera en el ámbito de la provincia, intensificando recorridas de prevención y agudizando controles, se concretaron procedimientos en el Barrio Pescador y en Puesto Caminero Puerto Antequeras.

Alrededor de las 21.30 horas, efectivos de la División Patrulla Vial y Puestos Camineros, que realizan sus tareas de control en el Puesto antes mencionado ubicado en Ruta Provincial Nº 63 Km 5.5, interceptaron el paso de una camioneta Chevrolet Tracker, guiado por un hombre de 33 años de edad, domiciliado en Resistencia, y acompañado por otros dos hombres y una mujer.

Al efectuar los controles de documentación rutinarios, el conductor se mostró nervioso y manifestó estar apurado, solicitando los agentes que abran el baúl del vehículo para continuar con la inspección, momentos en que uno de los uniformados nota que el sujeto llevaba en su cintura un arma de fuego.

Con los recaudos pertinentes del caso, el personal policial se hizo del arma siendo éste un revolver calibre 22, tambor de 6 alveolos y cartuchos del mismo calibre.

Al solicitarle los avales de portación y acreditación de propiedad, este hombre manifestó no poseer nada de lo solicitado. Por ello, se procedió al formal secuestro del arma y posterior traslado del conductor hacia Comisaría Primera Barranqueras, por razones de jurisdicción, a los fines legales pertinentes.

Más tarde, alrededor de las 23 horas, mientras un móvil de Caminera se encontraba cumpliendo la función de observador vial en Ruta Nacional 16, en cercanías al acceso al Barrio Pescador, se observó que un automóvil Volkswagen Gol, que viajaba en sentido descendente, al notar la presencia policial realizó una maniobra abrupta girando en "U" para luego ingresar al barrio muy velozmente.

Tras lo ocurrido, se inició un seguimiento a dicho vehículo que fue encontrado poco después detenido al colisionar con una banquina profunda.

Una vez allí, identificaron a los ocupantes siendo el conductor de 48 años de edad, oriundo de Empedrado, y su acompañante de 25 años, domiciliado en la localidad de Salada provincia de Corrientes, a quienes se les encontró transportando ilegalmente en los asientos traseros un total de 25 piezas de pescado de la especie Surubí.

Inmediatamente se dio intervención a Dirección de Fauna Provincial haciéndose presente posteriormente el inspector Benítez, quien estableció que el pesaje final de la carga era de 380 kilogramos, embolsada sin cadena de frío y en condiciones no aptas para el consumo.

Se labró el acta correspondiente y se condujo a ambos sujetos hacia la dependencia policial de jurisdicción.