Este jueves 5 de abril desde las 9 h en la sede del Tribunal Oral Federal de Resistencia en Hipólito Irigoyen 33, frente a la plaza 25 de Mayo, culminará la acusación formal del Ministerio Público con el pedido de pena por parte del fiscal Patricio Sabadini para los ex policías y militares imputados en la causa Caballero II, que investiga la comisión de torturas, desapariciones forzadas, privación ilegítima de libertad, y violación en la ex Brigada de Investigaciones durante la última dictadura cívico militar.

En su exposición durante la primera parte de la acusación, el pasado viernes 23 de marzo, el fiscal  Carlos Amad describió la serie de testimonios, hechos y pruebas documentales sobre las fundamenta la acusación a los 12 ex represores imputados por secuestros, torturas, violación y desapariciones forzadas a militantes políticos que pasaron por fondos y sótanos de la casona de Marcelo T. de Alvear 32. “Después de meses de juicio hemos escuchado testimonios descarnados de decenas de víctimas en ese suceso penoso para la historia de esta provincia y está debidamente comprobado la ejecución de un plan sistemático criminal que tuvo lugar en la Brigada de Investigaciones” afirmó. Además señaló que los testigos fueron muy claros en el reconocimiento de los imputados, y el relato de los crímenes.

DESAPARICIONES

Por su parte, el fiscal Diego Vigay continúo el alegato con el análisis de hechos y pruebas en relación con la violencia sexual y los casos de desapariciones forzadas de Pedro Morel y Sara Fulbia Ayala entre mayo y junio de 1977 en la Brigada. Vigay detalló los testimonios de varios de los testigos en el juicio que aportaron datos para reconstruir el destino final del matrimonio, en el marco de una decisión de eliminar y desaparecer a militantes del PRT, con un cambio de criterio en el procedimiento utilizado en la Masacre de Margarita Belén el 13 de diciembre de 1976. Vigay describió la realización de una suerte de “cónclave” en la Brigada a mediados de 1977, con la presencia de Manader, Patetta, Bettolli, Rodríguez Valiente y otros imputados. “En esa reunión se les comunicó a Morel y Ayala que “ya habían perdido importancia para el Ejército Argentino” a modo de anuncio del desenlace fatal para ambos”.

PENAS

Cabe recordar que en su alegato, realizado el jueves 22 de febrero, las respectivas querellas de la Secretaría de DDHH de la provincia en conjunto la de Nación presentaron un pedido de prisión perpetua para 8 de los represores; Gabino Manader, José Francisco Rodríguez Valiente, José Marin, Ramón Esteban Meza, Luis Alberto Patetta Albino Luis Borda, José Tadeo Luis Bettolli, todos ellos con un promedio de entre 6 y 8 hechos imputados.  Además, se solicitó la pena de 25 años para Jorge Ibarra (dos hechos) y 21 años de prisión para Gustavo Pellozo, Antonio Musa Azar Curi, y Miguel Garbi (por un hecho).

 

 


COMPARTIR