En la madrugada de ayer, alrededor de las 5:05, en la manzana 7 y parcela 13 del barrio Ángel de la Guarda, se produjo el incendio de una camioneta. Una mujer se comunicó con la Policía para advertir sobre el hecho.

Así, partió al lugar una dotación que constató el emplazamiento de una camioneta Volkswagen Amarok, gris, estacionada sobre la vereda frente a un garage, en la cual se producía un incendio. El personal destacado extinguió el fuego sin que se registren lesionados. Posteriormente, se realizó una inspección técnica ocular.

Según la información policial, el fuego en su accionar provocó la destrucción total del rodado, habitáculo del conductor (torpedo, tapizado, asientos, tablero), cableado eléctrico, compartimiento del motor, estallido de cristales, desprendimiento de pintura, adherencia de tiznamiento generalizado.

En el lugar se encontraba presente el propietario, un hombre de 37 años, quien manifestó que se encontraba pernoctando junto a su familia y que escuchó una explosión. Se asomó a la vereda y vio a su vehículo en llamas, desconociendo los pormenores del hecho.

Se quemó una vivienda abandonada
El miércoles por la tarde, cerca de las 19.45, en Andreani N° 1220, se produjo el incendio de una vivienda abandonada.

Partió al lugar una autobomba con personal destacado, que constató el emplazamiento de una estructura de vivienda, de un ambiente de 16 metros cuadrados construida en mampostería, piso de cemento alisado, aberturas de madera, tirantería de madera, techo de chapa zinc, donde se producía un incendio declarado.

Los efectivos extinguieron el proceso combustivo mediante el arrojo de agua a presión, sin que se registren lesionados.

El fuego provocó la destrucción de la tirantería, desprendimiento del revoque y demás elementos que no se pudieron naturalizar, debido al estado de carbonización que acusaban. Asimismo, no se presentó ninguna persona manifestando ser el propietario.