El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se exaltó este martes ante una platea de empresarios al comentar su oposición a la sugerencia de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de exigir el pasaporte de la vacuna a los extranjeros que llegan al país y otras medidas contra la variante Ómicron.

"Anvisa quiere cerrar el espacio aéreo. ¿De nuevo, carajo? ¿De nuevo va a empezar esta cosa?", bramó durante un discurso en un acto oficial ante la Confederación Nacional de la Industria (CNI).

El presidente resiste a las sugerencias de Anvisa para incluir más países africanos en las restricciones ya existentes contra la variante Ómicron.

"Ah, la Ómicron, vamos a tener un montón de virus y de variantes por delante. Pido a Dios que yo esté equivocado, pero vamos a tener que enfrentar muchas variantes todavía", afirmó el mandatario.

"Anvisa quiere cerrar el espacio aéreo. ¿De nuevo, carajo? ¿De nuevo va a empezar esta cosa?Jair Bolsonaro

El Supremo Tribunal Federal dio 48 horas al Gobierno, el lunes, para responder sobre cuáles son sus estrategias frente a la nueva variante.

Brasil solicita sólo el examen PCR para los viajeros internacionales pero mantiene cerradas sus fronteras terrestres menos los pasos limítrofes con Paraguay, única vía de acceso terrestre, por ejemplo, para los turistas argentinos que pasan vacaciones de verano en las playas brasileñas.

"Nadie gana una guerra quedándose en la trinchera, nadie que se queda en casa logra superar la crisis de desempleo y del virus."Jair Bolsonaro

El ultraderechista destacó que el Ministerio de Salud puso a disposición de la población las vacunas, pese a que el sostiene que no se vacunará.

Bolsonaro repitió que la crisis económica se debe a que gobernadores e intendentes implementaron cuarentenas y que el fue el único jefe de Estado que se oponía a las medidas de distanciamiento social.

"Parece que soy el único jefe de Estado del mundo con una posición diferente. Estudié, me interesé, hablé con embajadores, médicos, gente de la Amazonía", declaró el jefe del Estado.

Una comisión del Senado acusó a Bolsonaro de 11 delitos por su actuación en la pandemia, entre ellos crimen contra la humanidad, que fueron enviados a la fiscalía federal.

"Nadie gana una guerra quedándose en la trinchera, nadie que se queda en casa logra superar la crisis de desempleo y del virus.

El que es vacunado puede contagiarse, contagiar y hasta morir",dijo Bolsonaro, también acusado por el Senado por recomendar remedios sin eficacia como una posible solución ante la Covid-19

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry