El presidente de la Administración Provincial del Agua (APA), Francisco Zisuela, se refirió a la situación del riacho Barranqueras, por donde acceden las barcazas con combustibles. Ratificó que la situación provocada por la bajante impide el ingreso, pero agregó que también faltan camiones para que repartan el líquido en las provincias afectadas. Adelantó que durante agosto y posiblemente mediados de septiembre, se mantendría la bajante.

Zisuela recordó que “desde el año pasado venimos previendo una bajante del río, pero no esperábamos que fuera tanto”, indicando que en la mañana del miércoles, en el puerto de Barranqueras, la altura era de 2,24 metros, estacionado. Aseveró que “lo normal en esta época era una altura de 4,50 metros aproximadamente.

En declaraciones a radio Sudamericana, el funcionario también señaló que se dragó el muelle donde descarga YPF, pero se prevé un trabajo similar en el ingreso de la firma Shell, mientras que se necesita limpiar el fondo del ingreso al riacho. Para ello, recordó que se requiere la autorización de la Dirección Nacional de Vías Navegables y Prefectura Naval Argentina, pero no la reciben y reclamó un permiso provisorio para permitir el ingreso de las barcazas.

Adelantó que “los pronósticos no son alentadores”, ya que se prevé que la bajante seguiría durante todo el mes de agosto y podría extenderse hasta mediado de septiembre. Agregó que el problema de abastecimiento y la logística de Shell e YPF, que no tienen camiones para repartir el combustible en Corrientes, Chaco, Misiones y Formosa.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry