La Unión de Trabajadores Judiciales del Chaco hizo un balance del año señalando que fue un período negativo respecto a lo salarial, asegurando que el sector perdió poder adquisitivo en el orden del 30%.

"El ejecutivo provincial nunca convocó a paritarias, imponiendo aumentos por decretos con el aval de sólo un gremio judicial, aumentos que, además de ser insuficientes, son discriminatorios porque otorgan mayores porcentajes en adicionales para jueces y magistrados, sin respetar la Constitución Nacional ni Provincial, acuerdos preexistentes firmados con el Ministerio de Justicia de la Nación, ni lo consensuado por la Mesa Salarial del Poder Judicial, ignorando varias sentencias judiciales ratificadas por la Corte Suprema de Justicia, incumpliendo con la palabra empeñada y demostrando una mala gestión siendo el poder estatal encargado de la caja de la provincia", expresaron.

Y prosiguieron: "A lo largo del año, el Poder Legislativo recibió el reclamo de este gremio,  hubo una apertura en este sentido pero sin encargarse de legislar con independencia de criterio, más allá de todas las presentaciones gremiales que denunciaban los errores en los decretos, quedando pendiente el tratamiento en el recinto de los aumentos que el Ejecutivo impuso y la actualización en el monto del impuesto por tasa de justicia, proyecto elevado por el STJ, que acompañó la Unión Judicial.

El STJ recibió al gremio en varias oportunidades, pero aun así no demostró el ímpetu en el reclamo hacia el Ejecutivo tal como lo hacen las cabezas de los poderes judiciales de otras provincias y el de la Justicia Federal, por lo que no pudo lograr que el Gobierno recapacite y compense partidas presupuestarias para mejorar los salarios de los trabajadores del sector, siendo el resultado de esta política, que tanto trabajadores como jueces tengan el peor salario de todas las justicias del país".

Por otra parte, resaltaron la decisión del STJ de devolver los descuentos a los trabajadores que durante el año reclamaron con medidas de fuerza legítimas, señalando que se insistirá en la conformación de la mesa salarial, la apertura de paritarias, el pago igualitario en adicionales según nuestra Ley porcentual, la participación de los gremios en la modificación del Reglamento Interno, la situación edilicia de Juzgados en Sáenz Peña y la creación de  una caja compensadora con fondos nacionales para la equiparación salarial nacional, proyecto que la Unión Judicial acompañó con presentaciones hechas al Ministerio de Justicia de la Nación y con el diálogo abierto con dirigentes de la U.E.J.N.

"Afirmamos que como representantes gremiales tenemos diferentes formas para lograr encauzar los reclamos de nuestros afiliados. Se apostó al diálogo en varias oportunidades sin ninguna respuesta del gobernador ni del ministro de Hacienda, se hicieron las presentaciones pertinentes en los distintos organismos pero quedaron todas supeditadas a la decisión del gobierno.

Ante la falta de respuestas, no nos quedó otra medida que defender nuestros derechos con medidas de fuerza, las que se convocaron con diferentes modalidades que complicaron la calidad de nuestro servicio de justicia, reconocido a nivel nacional, situación de la que se responsabiliza al ministro de Hacienda y al gobernador, quienes año tras año le sacan presupuesto a este poder estatal, desmereciendo la importante y eficiente tarea que se brinda a la comunidad".


COMPARTIR