Una mujer se hizo viral al compartir su peculiar historia. Una día descubrió que había descuidado su físico y decidió cambiar. Ahora, en la calle, la confunden con Pamela Anderson.

Natalie King, una ciudadana británica, se sentía demasiado insegura con su figura y un día decidió que su gusto por Barbie y Pamela Anderson debían convertirse en su inspiración para conseguir un cambio radical.

King, de 49 años, llegó a pesar 165 kilos, por lo que optó por someterse un estricto régimen alimenticio y pasar por el quirófano. Esto último le costó nada más y nada menos que 10 mil dólares.

“Aumenté de peso sin darme cuenta, pero creo que estaba viviendo una vida feliz y contenida, y simplemente se apoderó de mí; Comí muchos platos para llevar y pasteles”, contó King.

En entrevista para el Daily Mail, Natalie dijo que siempre había admirado la apariencia de Barbie y de Pamela Anderson, por lo que una vez que perdió peso no dudó en invertir sus ahorros en cirugía estética para poder parecerse a sus “musas”.

Así, gastó casi 6 mil dólares en un aumento de busto y 4 mil dólares en un aumento de labios y pómulos. Además, cambió por completo su color de cabello y adoptó otro estilo de vestimenta.

Su nueva apariencia ha hecho que muchos la confundan en la calle con la actriz de Baywatch y King asegura sentirse mejor ahora.


COMPARTIR