María Inés Pila, la primera y única Ingeniera en Alimentos del pueblo, denunció hoy la presencia de heces de ratas en el pan rallado que venden los comercios de Avia Terai, poniendo en peligro la salud de los habitantes.

También denunció que el matadero municipal está inhabilitado hace 20 años, y que pese a ello “se faenan animales, sin ningún tipo de higiene ni control, ni registro de nada”.

Asimismo, lamentó la falta de una oficina de Bromatología municipal que lleve adelante los controles en materia de alimentos en la localidad, además de capacitar a los establecimientos donde se elaboran, fraccionan, envasan y venden los alimentos que consumen los habitantes.

“La localidad cuenta con más de 10.000 habitantes; existen cerca de 6 panaderías, más de 10 carnicerías, comedores, supermercados, pero no hay control de la Municipalidad porque no quiere contratar un personal especializado en el tema de alimentos”, indicó la profesional a Primera Línea.

La mujer lleva un año y medio pidiendo trabajo para crear la Oficina de Bromatología. El proyecto fue presentado al Municipio, pero asegura que la respuesta fue que no hay presupuesto.

Matadero municipal.

Sin agua potable

Por si fuera poco, Avia Terai tampoco cuenta con agua potable. “La delegación de Sameep no elabora ni un litro de agua. Se trae de Sáenz Peña, unos 4 o 5 camiones de 9 mil litros que no alcanzan”, expresó Pila.


COMPARTIR