En la sesión de ayer se pretendía aprobar la adhesión a la Ley Nacional 17.348, que agrava las condiciones de los trabajadores frente a las patronales, en lo que respecta a accidentes de trabajo. El proyecto de adhesión fue presentado tanto por el Interbloque Cambiemos, como por el Poder Ejecutivo. Lo que muestra que tanto el PJ como el Radicalismo de la provincia siguen la política nacional. Una guerra abierta contra los trabajadores. Como condimento se suma la presencia del Presidente de la UIA chaqueña haciendo lobby para que se apruebe esta ley que rebaja el precio de las indemnizaciones.

Otro de los puntos que pretendía aprobarse es ratificar un decreto que plantea un aumento de sueldo encubierto para policías (en rubro ropas y otros). Siendo esta policía la  que el día de ayer reprimió violentamente a vecinos de Quitilipi. Hombres, mujeres y niños del interior fueron reprimidos con palos y gases por exigir trabajo y vivienda.

Es que el plan de guerra con los ajustes de los Gobierno Provincial y Nacional no se puede hacer efectivo si no es con represión, y para ello tienen que tener a los policías a sus órdenes, y por eso les dan este aumento que se lo niegan a otros sectores de trabajadores.

Finalmente el peronismo, para mantener el quórum de la sesión, retiró los proyectos que volverán a las comisiones.

Aurelio Díaz, diputado de los trabajadores, se levantó de la sesión para no dar quórum y planteó: “Nosotros no vamos  avalar el tratamiento y la aprobación de estos proyectos antiobreros y antipopulares  y, que al volver a las comisiones, abre un plazo a los trabajadores para poder frenar definitivamente estos atropellos”.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry