El director del hospital Pediátrico Avelino Castelán, Hugo Ramos, habló acerca del aumento que se produjo con respecto a las consultas por enfermedades respiratorias durante el periodo de julio. También brindó detalles de los síntomas que deben tener los chicos para enviarlos al hospital, y así evitar otros contagios.

Según el doctor, de 250 consultas diarias, llegaron a tener a 400, (durante el fin de semana largo de julio). La mayoría por patologías respiratorias, como la bronquiolitis que afecta a los  menores de un año y es lo más común.

“Generalmente es un número que lo vamos manejando año a año, pero con respecto a tres años anteriores se ha incrementado en un promedio de 100 pacientes más por día”, dijo en contacto con radio Libertad.

Ramos recomendó que previo a una consulta en el Pediátrico, los padres deben consultar a su centro de salud más cercano, pero solamente si observa que su hijo tiene una fiebre permanente o si nota que la tos cambia. “Que lo bañen y después que le den el antitérmico indicado por su médico y si no pasa, (la fiebre, en un periodo de dos horas), ir al centro de salud. La tos persistente que cambia el sonido, (es una tos metálica o la denominada ‘de perro’),  ese cambio tiene que ser una consulta inmediata, o bien cuando respira más rápido de lo habitual”, explicó.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry