Luego de la jornada de interpelación llevada a cabo por la Cámara de Diputados el último jueves, a la titular de la cartera educativa chaqueña, la A.T.E.CH. se hace un deber expresar su profunda preocupación por la definición política del gobierno expuesta por la ministra de educación en el parlamento provincial, traducida en la total falta de respuestas para con lo que representaba la columna vertebral de la interpelación en cuestión -propiciada precisamente por la gran mayoría de las entidades sindicales del sector que de manera coordinada a través de un frente común, - para que se respondiera entre otras cuestiones, lo siguiente:

Motivo de la política salarial de empobrecimiento absoluto del conjunto de la docencia chaqueña en virtud de las pautas salariales definidas unilateralmente por el Gobierno -que como contracara ha recibido incremento en coparticipación lo que no se tradujo a los por el contrario -reducidos magros haberes docentes-, profundizándose mayor cantidad de educadores por debajo de la línea de pobreza - habiendo producido la pulverización de no menos de un 50 % del poder adquisitivo de los mismos. Respuesta nula,  confirmándose las pautas irrisorias frente a inflación galopante y costo de vida por las nubes impuestas por el Gobierno al margen de la ley.

Motivo del incumplimiento desde el Ministerio, de la ley del Estatuto del Docente -de rango constitucional- que en su artículo 47 taxativamente dice: "El Poder Ejecutivo propondrá en el proyecto de ley de presupuesto el valor monetario del índice, previendo los ajustes correspondientes para conservar el valor real del salario. Al efecto se crea la Comisión de Política Salarial y condiciones de trabajo que estará integrada por el MECCyT y gremios docentes reconocidos"... comisión ésta que también establece que debe reunirse ordinariamente de manera quincenal, y ha quedado más que claro que se ha reunido por responsabilidad del Ministerio de Educación solamente en dos oportunidades, y con el agravante de imponer la decisión unilateral de la pauta vergonzosa del 10 % en comodísimas cuotas para el presente año frente a una inflación de no menos de un 45 % y creciente...

Presupuesto previsto para el año 2019: ni una palabra respecto de las presentaciones y denuncias formales que A.T.E.CH. ha planteado particularmente sobre el brutal ajuste que representa el presupuesto para Educación, con la reducción en un 20 % de cargos; de un 13 % menos de horas cátedras; de porcentaje prácticamente nulo para infraestructura; de porcentaje nulo para sostenimiento y mantenimiento; de porcentaje nulo de previsión en materia salarial: un verdadero despropósito nunca respondido por Mosqueda en la interpelación.

Política de cierre de cargos, de cursos, divisiones, al margen de la normativa vigente, citándose contradictoriamente la misma, pero obrando en contrario cuando claramente establece que en el último trimestre del año no debe procederse al cierre de nada. Quedó así claramente demostrado que no responde a otro objetivo más que al de ajustar y achicar la escuela pública para "ahorrar" lo que nunca han invertido en educación, generando la desestabilización y precarización laboral de los trabajadores de la educación.

La defensa de lo indefendible desde la funcionaria respecto de la creación de escuelas de distintas gestiones sin existir reglamentación alguna nos exime de mayores comentarios.

Lo referido a refrigerios y comedores escolares ha evidenciado no otra cosa más que un grado de insensibilidad extraordinaria de las autoridades educativas quienes, más allá de señalar que a partir de julio del presente año el tema depende del área de desarrollo social, no han podido explicar los motivos de los montos vergonzosos que se destinaban para tales partidas, tratándose de la copa de leche y de la comida de los chicos en las escuelas, mucho menos explicar los meses enteros que no se ha brindado el servicio en las distintas escuelas que oportunamente contaban con el mismo... nada más ni nada menos, en una provincia donde se "esfumaron", se robaron doscientas toneladas de leche!!!  -materia de investigación judicial a la fecha-!!!

Las expresiones impropias de una máxima autoridad educativa, apelando a cuestiones difíciles de creer por parte de cualquier ciudadano, no solo por parte de cualquier docente,  para atacar al Frente Gremial Docente, espacio común de coordinación de acciones gremiales definidas por la docencia de base y de manera orgánica desde cada una de las entidades que participan en dicho espacio común, ponen de manifiesto la decisión política de un Gobierno que lejos de responder a los intereses del pueblo asegurando la educación pública como derecho social que nos pertenece a todos y cada uno de los chaqueños, tiene la firme decisión de -aggiornado con el poder político neoliberal nacional de ajuste, hambre y pobreza definido para la gran a mayoría de los integrantes de la sociedad-, seguir ajustando y destruyendo la escuela pública-.

Por lo expuesto antes, por citar algunos de los puntos que eran objeto de la interpelación que no fue, - tomada por el Ministerio de Educación como una verdadera subestimación a la capacidad de análisis de todos los chaqueños, de parte la máxima autoridad educativa, no respondiendo los ejes de la misma-, A.T.E.CH. advierte el panorama conflictivo para el próximo ciclo lectivo, máxime con el presente conflicto irresuelto y profundizado a diario. Insta al conjunto de la comunidad educativa chaqueña a exigir al Gobierno la garantización de la educación pública, estatal, gratuita y obligatoria que indefectiblemente tiene el deber indelegable de hacer, a través del presupuesto adecuado y suficiente -sin dejar de recordar que desde hace varios años ni siquiera cumple con el piso del 33 % exigido por la Constitución del Chaco; para garantizar los sueldos dignos de los docentes; la infraestructura adecuada y las condiciones dignas de trabajo y estudio.

Afirmando por último, la A.T.E.CH. una vez más, que el grave conflicto educativo no se resuelve ni con prácticas desleales para con las organizaciones gremiales de los trabajadores; ni con represalias y reprimendas para con los docentes, como la aplicación de descuentos ilegales, confiscatorios por días de paro; ni con desestabilización de los educadores; ni con la partidización de la educación en desmedro de ese derecho social que tiene el deber de asegurar para todos por igual el Gobierno y particularmente desde el Ministerio de Educación.


COMPARTIR