El fotógrafo holandés Max Rive fue uno de los galardonados con el Premio “International Landscape Photographer” que se entrega cada año. Las fotos ganadoras de Rive y otros fotógrafos -en su mayoría, amateur- fueron tomadas en los bosques de la Patagonia, las montañas de Islandia y en los lagos desiertos de Brasil. Por cuarto año consecutivo fotógrafos profesionales y aficionados de todo el mundo fueron invitados a participar en esta competición que, con premios de más de 18.000 euros, pretende reunir las mejores imágenes en esta disciplina fotográfica. En su cuarta edición, el certamen contó con la participación de más de 860 fotógrafos que presentaron 3.518 fotos.