Según un informe la Argentina es uno de los países donde se detectaron mayores casos de cáncer de colon. La tendencia tiene un por qué para Fabio Nachman, titular del servicio de Gastroenterología de la Fundación Favaloro, quien culpó al consumo de carnes asadas por esta variable.

“En parte es por nuestra forma de alimentarnos. Somos de comer mucha carne a la parrilla, y eso genera una predisposición por los elementos carcinogénicos que se desprenden en el proceso de cocción”, detalló.

Si bien el médico encontró una serie de problemáticas en este tipo de cocción, tampoco marcó que la parrilla sea un elemento prohibitivo. “Tomando las precauciones y realizándose los estudios correspondientes en tiempo y forma uno puede comer tranquilamente asado”, explicó.

En total hay cerca de 13.000 casos nuevos y más de 7.000 muertes por año de cáncer de colon en nuestro país. Sin embargo, advirtió que “en la mayoría de los casos la situación es prevenible y evitable”.

“La lesión pretumoral es silente y no da síntomas, entonces la gente no se hace estudios” y destacó que de realizarse los controles pertinentes “es posible extraer quirúrgicamente la lesión precursora del tumor, alcanzando así una tasa de curación superior al 90%”.