Delincuentes asaltaron ayer al mediodía un comercio de Punta Alta y antes de retirarse le dieron un beso a una adulta mayor que reside en el lugar.

El hecho ocurrió en Colón al 300, cuando dos sujetos se presentaron en la Casa de Frenos de la familia Cutropía.

Según contaron sus familiares, mientras uno de los delincuentes solicitaba un presupuesto, el otro accedía a la vivienda donde se encontraba la esposa del dueño, quien se encuentra con imposibilidad de moverse.

Cuando la víctima comenzó a sospechar, se dirigió a la casa y encontró al ladrón a quien le exigió que se retire.

Tras el momento de tensión, se percataron del faltante de una computadora portátil, un celular y dinero en efectivo.

Uno de los nietos relató que “antes de escapar, el ladrón le dio un beso a mi abuela”.

Fuente: El Rosalenio

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry