Un joven encontró a su novia teniendo relaciones sexuales con un amigo en ViIla Zavaleta y lo asesinó de 10 puñaladas, acto seguido violó a la mujer mientras el herido se desangraba a pocos metros hasta morir.

Según trascendió en el humilde barrio ubicado entre Barracas y Nueva Pompeya, el suceso habría derivado de infidelidades cruzadas, ya que la mujer implicada tenía la certeza de que su novio la engañaba con otras mujeres de barrio, por lo que decidió intimar con un amigo en común, padrino de uno de sus hijos.

Sin embargo, en el momento en que estaban teniendo relaciones sexuales, apareció el novio de la mujer, y en un ataque de furia tomó un cuchillo y apuñaló 10 veces en el abdomen al amante, dejándolo mortalmente herido. Luego del salvaje ataque, el hombre obligó a la mujer a tener relaciones, mientras en el piso el herido agonizaba al lado de esa escena.

Ante la denuncia tomó intervención la División Homicidios de la Policía de la Ciudad, que en base a la declaración de vecinos y allegados logró esclarecer el suceso, luego que una hermana de la víctima revelara que una mujer del barrio, en medio de una crisis nerviosa, le había contado los detalles del asesinato, señalando a su hermano como autor material del homicidio.

Las presuntas razones del asesinato fueron los celos y los deseos de venganza, ante el cuadro que el occiso mantenía una relación furtiva con la mujer. Horas después la policía consiguió el testimonio de la pareja del homicida, quien reseñó algunos detalles del bárbaro suceso, destacando también que el homicida la había amenazado y obligado a mantener relaciones sexuales en la misma escena del crimen.

La policía implementó un operativo para dar con el sospechoso, y al verse cercado, el acusado terminó por entregarse. Con la orden judicial se requisó la vivienda donde se dio el crimen y allí se secuestró un celular y ropa de la víctima.

El imputado, de 21 años, quedó en manos del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional número 50, a cargo de Carlos Manuel Bruniard, e interviene la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional número 58, a cargo de Jorge Fernández.


COMPARTIR