La comunicación fue realizada oficialmente por APA.

La obra se compone de un canal excavado en tierra, revestido de hormigón en los últimos 1000 metros del trazado. También incluye la limpieza y remoción de malezas, más la construcción de obras para adecuar las obras viales. El plazo de ejecución es de 15 meses.

El proyecto tiene como objetivo conducir de manera adecuada los caudales aportados por los conductos de desagüe de la Autovía Ruta Nacional Nº 11 hasta el Riacho Arazá y adecuar desagües pluviales para evitar al máximo el posible daño que los excesos producidos por el agua de lluvia pueden ocasionar a personas y propiedades. Asimismo conllevan una función complementaria, que es la de garantizar el normal desenvolvimiento de la vida diaria en la ciudad, permitiendo un apropiado tráfico de personas y vehículos, antes y después de la ocurrencia de precipitaciones.

La obra se compone básicamente de un canal excavado en tierra, de sección trapezoidal, revestido de hormigón en los últimos mil (1000) metros del trazado, con acumulación del producto de la excavación en los laterales del canal, conformando un camino de servicio (lado derecho), y un bordo discontinuo (lado izquierdo).

Se prevé también la limpieza y remoción de malezas y embalsados de un tramo del Riacho Arazá, más la construcción de obras de arte para adecuar las obras viales.

Para dar continuidad al tránsito vehicular de las Avenidas  Mac Lean y Urquiza, se contempla la construcción de dos Puentes de Hormigón Armado sobre el canal. Asimismo, para adecuar hidráulicamente la Avenida Nicolás Rojas Acosta en su intersección con el Riacho Arazá, aguas abajo de la desembocadura del Canal, se ha proyectado el reemplazo de la alcantarilla existente por un puente de hormigón armado de mayor capacidad. Y para dar continuidad al tránsito peatonal a la altura de la progresiva 1+392 m, se contempla la construcción de una Pasarela Peatonal sobre el canal.

Además, para adecuar hidráulicamente el camino de servicio, que se desarrolla paralelo al eje del canal y al Norte del mismo, se han dispuesto alcantarillas rectangulares de hormigón, calculadas para permitir el ingreso de los caudales de las cuencas de aporte a la obra de canalización.

A los efectos de lograr un óptimo funcionamiento de la obra de canalización, se ha previsto en el presente proyecto la limpieza del cauce del Riacho Arazá, en una longitud de tres mil ochocientos (3800) metros aproximadamente, medidos desde la desembocadura de la obra de canalización hacia aguas abajo.