De acuerdo a lo precisado por parte del equipo médico del Hospital Pediátrico "Avelino Castelán", el Servicio de Guardia transitó las primeras horas del 1º de enero con bastante tranquilidad, ya que hubo menor cantidad de pacientes atendidos durante los festejos de Año Nuevo, en comparación con la celebración de Navidad.

Según precisaron los médicos Victoria Inés Cochia, Mariela Vallejos y Karina Cecilia Girau, Matías Rojas Arredondo, ingresó esta madrugada un menor que fue atropellado por una motocicleta, quien sufrió traumatismo de cráneo leve y continúa internado pero en vías de alta. A su vez, se atendió a dos niños con úlceras oculares leves a raíz del uso de pirotecnia, los cuales continuarán su atención en el Servicio de Oftalmología.

Por otra parte, comentaron que desde las 20 horas del domingo 31 y las 3 de la madrugada de este lunes, la Guardia recibió en total a 67 pacientes ambulatorios, quienes presentaron diferentes cuadros: dificultades respiratorias, vómitos, gastroenteritis, intoxicación alimentaria, espasmos a raíz de los cambios de clima, entre otros.

"Hubo mayor número de consultas ambulatorias que niños internados. Y sin dudas el servicio estuvo más tranquilo que en los festejos de Navidad", detallaron. A su vez, los profesionales remarcaron que fue notorio el impacto positivo de las campañas de prevención en cuanto al uso de pirotecnia, ya que fueron muy pocos los pacientes que sufrieron lesiones por esta causa.

"Tuvo efecto la prevención, se notan los cambios cuando se educa a la población y se controla la venta de pirotecnia. Es importante continuar impulsando este tipo de tareas de concientización", aseveraron. En este sentido, recordaron que con el paso de los años es cada vez menor el número de menores atendidos por lesiones de pirotecnia.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry