En las primeras horas del miércoles 12 de diciembre llegaron los restos de nueve integrantes del pueblo qom que fueron restituidos por el Museo de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de La Plata.

Por este motivo, se oficializó un acto en Casa de Gobierno del que participó el gobernador Domingo Peppo, ministros, la diputada provincial Andrea Charole y los integrantes de la Fundación Napalpí.

La diputada provincial, Andrea Charole, estuvo presente en el acto de restitución de los restos óseos, la misma expresó: "Hoy 12 de diciembre es un día histórico que marca un día especial y un importante paso más de la histórica lucha por la reivindicación de los derechos de los pueblos indígenas de Argentina; especialmente para el Chaco por los hechos ocurridos en Napalpí".

"Fue un día donde tuvimos sentimientos encontrados, mucha tristeza y la vez una gran satisfacción por haber logrado la restitución de los restos de nuestros héroes que entregaron sus vidas por defender nuestros territorios. Ellos eligieron morir antes que rendirse y someterse, han sido fusilados en nombre de la mal llamada 'Conquista del desierto verde' o 'Campaña del Chaco'", reflexionó.

Y añadió: "Queremos transmitirles a la sociedad chaqueña que estos restos más allá de lo histórico cala muy hondo en nuestra identidad como pueblos indígenas y no es un patrimonio cultural o folklórico para ponerlo en exhibición nuevamente. Queremos el respeto a nuestros héroes y a nuestra memoria, que el Estado cumpla con la reparación histórica", aseveró.

Vale recordar, que la restitución fue posible gracias a la gestión de los integrantes de la Fundación Napalpí: por los originarios Mario Fernández, Juan Chico, Leonardo Lorenzo y Sergio López, quienes realizaron el pedido formal durante el primer Seminario de Reflexión sobre el Genocidio Indígena, realizado en la ciudad en julio de 2017.

La petición había sido avalada por el Consejo de Participación Indígena (CPI) y elevada al Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI).

Los cuerpos pertenecen a indígenas chaqueños que fueron fusilados entre el año 1880 y 1890, en lo que se conoce históricamente como la “Campaña del Chaco” o “Campaña del Desierto Verde”. Desde hace más de 134 años, se encontraban como parte de la colección permanente del Museo de Ciencias Naturales de La Plata.

Los restos estarán durante 30 días resguardados en Casa de Gobierno del Chaco, mientras se construya el monumento que será su destino final. El gobernador Domingo Peppo se comprometió en ese plazo a construir el monumento en el paraje La Matanza, que es donde se encuentran las fosas de la Masacre de Napalpí, y realizar tareas de ripio y alumbrado público en la zona.

Será el primer monumento que tendrá la provincia en reconocimiento y homenaje a los fallecidos durante el genocidio indígena.

La restitución se concretó formalmente en el mes de julio pero recién ahora serán trasladados los restos a la provincia. Este proceso se enmarca en la Ley Nacional Nº 25.517, que se aprobó en 2001 y se reglamentó en 2010.

La misma establece que “deberán ser puestos a disposición de los pueblos indígenas y/o comunidades de pertenencia que lo reclamen, los restos mortales de aborígenes, que formen parte de museos y/o colecciones públicas o privadas”.


COMPARTIR