Un nuevo hecho de violencia contra el personal municipal se conoció esta semana. Esta vez, una inspectora municipal de la Dirección General de Tránsito fue amenazada con un arma de fuego mientras realizaba un operativo de rutina en calle Franklin al 3270.

De acuerdo a la denuncia de la mujer en la Comisaría Quinta de Resistencia, el martes alrededor de las 11.30 se presentó en la dirección mencionada para constatar dos vehículos denunciados como abandonados por los vecinos de la zona. Allí, una tercera persona se acercó y comenzó a gritar de manera intimidante: “Acá no se van a llevar nada, yo lo conozco a Caballero”. Pero insólitamente luego se escucharon tres disparos que alertaron a la inspectora, por lo que inmediatamente dio aviso al 911.

Según detalló la empleada municipal, cuando se disponía a redactar la multa, el joven frenó a pocos metros de ella, descendió de un automóvil marca Chevrolet Classic color gris, patente LPA 413, y se dirigió hacia el interior de un galpón donde venden carbón. Minutos más tarde se escucharon tres disparos que obligaron a los uniformados a suspender el procedimiento sin poder cumplir con las tareas requeridas.

Posteriormente, tras verificar el dominio, más el aporte de la comisaría jurisdiccional, se pudo llegar hasta el propietario del vehículo. Se trata de Ángel Moisés Aguirre, de 20 años, información que entablaría relación con el autor de los disparos.

El hecho se desató luego de que la inspectora intentara remover al corralón municipal los rodados denunciados por los vecinos del barrio; uno de ellas color azul dominio, HO2442 y otro bicolor, dominio W003949, ambos vehículos en un notable estado de abandono. Fue denunciado inmediatamente en la delegación 5ta, donde se dejó constancia del brutal ataque sufrido por la inspectora, quien tras el tenso episodio se encuentra internada con un cuadro de estrés y ataques de pánico en un sanatorio privado.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry