Alumnos de la EET Nº 24 crearon un sistema para reducir muertes por siniestros viales

954

En compañía de su profesor de Informática, Rodolfo Mayorano, alumnos del 4º 1º IPP de la EET Nº 24 “Simón de Iriondo” de la ciudad de Resistencia, se acercaron hasta la redacción de Primera Línea para dialogar acerca del Sistema Integral de Protección y Seguridad para Motociclistas que crearon en diciembre pasado.

Ellos son Cristian Piriz, Agustín Espíndola, Luciano Suárez y Pablo Alí, quienes diseñaron este prototipo para participar en la Feria de Ciencias del EET Nº 33 de Barranqueras, en la cual obtuvieron el primer y segundo premio que les permitió viajar a San Luis para participar de un certamen organizado por la Universidad de la Punta. En esa competencia no ganaron premios pero pudieron dar a conocer su innovador trabajo.

El Sistema Integral de Protección y Seguridad para Motociclistas también fue expuesto en la Feria de Ciencias que organiza en forma conjunta la UTN y Ecom, que lleva por nombre Robotec. En esa oportunidad, exhibieron el sistema ya instalado en una motocicleta y quedó demostrado que funcionaba de manera óptima.

Cómo funciona

El prototipo funciona al poner en contacto la moto, en pantalla muestra una serie de instrucciones que se deben cumplir para que esta pueda arrancar, conductor bien sentado, casco encendido y bien puesto en conductor y acompañante, debe realizar test de alcoholemia y recién habilitaría el encendido. Si no, la moto corta el encendido, mientras se circula se deben cumplir dos condiciones: casco bien puesto y conductor bien sentado. Si este se quita el casco, el sistema da advertencias por 15 segundos y va apagando la moto en forma progresiva.

El proyecto lo iniciaron teniendo en cuenta las estadísticas actuales sobre siniestros viales, a través de las cuales notaron que el índice de mortalidad por accidentes era muy elevada, influyendo en esto dos factores: el no uso de casco reglamentario y la ingesta de bebidas alcohólicas. “Nos dimos cuenta de que podíamos hacer algo para ayudar a la sociedad y fue así que inició el proyecto”, resaltaron.

La etapa de armado

Como el armado del Sistema era de un costo muy elevado, se reciclaron piezas de impresoras para sacar sensores, de los monitores se sacaron otros componentes y de la basura que se disponía en la escuela, se extrajeron y fabricaron las distintas partes de la moto. A su vez, unieron minuciosamente los cables de las fuentes de alimentación de las computadoras para cablear nuevamente la moto con el sistema nuevo implementado.

Sin dudas, esa fue la etapa más compleja porque los alumnos no sabían si con componentes usados iba a funcionar efectivamente el sistema ya colocado en el rodado. En la maqueta funcionaba a la perfección, pero el desafío era lograr el mismo resultado pero en el rodado.

El mayor desafío

Los estudiantes de la EET “Simón de Iriondo” tienen una visión a futuro muy clara: el próximo paso será conseguir el apoyo necesario para que este Sistema de Seguridad se pueda implementar en todas las motocicletas de la ciudad. “Si se pudo implementar en una moto, se podría hacer lo mismo con todas las motos de la ciudad y de esa manera salvar vidas”, reflexionaron.

Hasta el momento, ya consiguieron el total respaldo del presidente de la Fundación Ciudad Limpia y miembro de Padres en la Ruta, Carlos Alabe, quien se acercó hasta ellos y les manifestó su real interés y comprometió todo su apoyo, a fin de que se lleve a cabo la instrumentación de este Sistema de Seguridad.

Patentamiento

En la actualidad, ya se efectuaron todos los trámites correspondientes para poder patentar el Sistema Integral de Protección y Seguridad para Motociclistas y, una vez que esto se concrete, sus creadores se abocarían a todo lo inherente a su implementación.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry