Lionel Messi vivió anoche otra jornada inolvidable en su carrera tras haber recibido su séptimo Balón de Oro, pero esta mañana encendió una pequeña luz de alarma en el Paris Saint-Germain al no poder entrenarse por un cuadro de gastroenteritis en la previa del partido ante Niza, como local, por la fecha 16 de la Ligue 1, que se jugará íntegramente durante la jornada de miércoles.

Según informó de manera oficial el PSG en su parte médico del día, tanto Messi como Leandro Paredes se vieron afectados por una gastroenteritis y no pudieron practicar con el resto de sus compañeros.

En la jornada de mañana por la mañana serán revisados para saber si pueden estar o no a disposición de Mauricio Pochettino para recibir desde las 17 de Argentina al Niza, que marcha en la tercera posición pero a 14 puntos de los parisinos.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry