Bajo presión de sus aliados tras semanas de renuencia, el Gobierno alemán del canciller federal Olaf Scholz anunció que enviará tanques alemanes Leopard a Ucrania para pelear con Rusia y aprobará pedidos de otros países para hacer lo mismo.

Ucrania y sus aliados saludaron la decisión de Alemania, pero Rusia la denunció como una escalada "extremadamente peligrosa" de un conflicto que genera cada vez más temores a una guerra entre Rusia y la OTAN.

En un comunicado, el Gobierno de Alemania dijo que entregará inicialmente a Ucrania una compañía de tanques Leopard 2A6, que comprende 14 vehículos, procedente de sus propias reservas.

El objetivo de Alemania y sus aliados es suministrar a Ucrania dos batallones, u 88 tanques, señaló el comunicado, que añadió que militares ucranianos comenzarán a ser entrenados en Alemania y que Berlín dará también apoyo logístico y municiones.

"Hacemos lo necesario y lo posible para apoyar a Ucrania. Al mismo tiempo, debemos impedir que el conflicto escale a una guerra entre Rusia y la OTAN"

Olaf Scholz

El Gobierno de Scholz dijo más tarde que los primeros tanques no llegarán a Ucrania hasta dentro de tres meses, en la primavera boreal, para cuando analistas predicen una ofensiva rusa en Ucrania luego del invierno, que dificulta las operaciones militares.

"Hacemos lo necesario y lo posible para apoyar a Ucrania. Al mismo tiempo, debemos impedir que el conflicto escale a una guerra entre Rusia y la OTAN", declaró Scholz ante la Cámara baja del Parlamento alemán.

"Estuvo bien y es importante que no nos hayamos dejado empujar hacia la decisión", agregó el líder socialdemócrata alemán.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, expresó su satisfacción por la noticia. Varios países europeos han equipado sus Ejércitos con tanques Leopard 2, y el anuncio de Alemania significa que pueden entregar parte de sus existencias a Ucrania.

“Los principales tanques de batalla alemanes, una mayor ampliación del apoyo a la defensa y las misiones de entrenamiento, luz verde para que los socios suministren armas similares. Acabo de enterarme de estas importantes y oportunas decisiones en una llamada con Olaf Scholz”, escribió Zelenski en Twitter.

“Sinceramente agradecido con el canciller y todos nuestros amigos" en Alemania.

“Los principales tanques de batalla alemanes, una mayor ampliación del apoyo a la defensa y las misiones de entrenamiento, luz verde para que los socios suministren armas similares"

Volodimir Zelenski

La esperada decisión se conoció después de que medios estadounidenses revelaran el martes un acuerdo preliminar para que Estados Unidos envíe tanques M1 Abrams para ayudar a las tropas de Ucrania a hacer retroceder a las fuerzas rusas.

Los medios, entre ellos CNN, citaron a funcionarios que hablaron bajo condición de anonimato porque la decisión aún no se ha hecho pública.

Los primeros tanques Leopard procedentes de Alemania podrían estar en Ucrania en unos tres meses, dijo el ministro de Defensa alemán, Boris Pistorius.

Scholz y Pistorius reiteraron con énfasis que Alemania no enviará aviones de combates ni tropas terrestres a Ucrania ni será parte del conflicto.

Ucrania ya habían recibido tanques desde que Rusia la invadió hace casi un año, pero eran modelos soviéticos de las reservas de países que alguna vez estuvieron bajo la órbita de Moscú y que ahora están alineados con Occidente.

Zelenski y otros funcionarios ucranianos insistían en que sus fuerzas necesitan tanques de diseño occidental más modernos para derrotar a Rusia.

Sobre el terreno, la guerra se encuentra mayormente estancada, aunque en medio de condiciones invernales que dificultan las operaciones. Rusia controla la mayor parte de cuatro provincias ucranianas, pero Ucrania ha recuperado terreno en meses recientes.

El jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, afirmó que estos carros de combate pueden ayudar a Ucrania a "ganar" la guerra, informó la agencia de noticias AFP.


COMPARTIR