El intendente de General San Martín, Aldo Leiva también habló luego de la reunión que mantuvieron los jefes comunales de la provincia, pertenecientes al PJ, con el gobernador Domingo Peppo, y quienes reclamaron que la Justicia respete a las instituciones.

Todo se da en el marco de la causa Lavado III, donde el fiscal federal Patricio Sabadini pidió a la jueza Zunilda Niremperger, la detención del intendente de Castelli, Alberto Nievas, involucrado por una cuestión relacionada con la construcción de viviendas.

“Sostenemos que es muy importante que la Justicia actué cuando tiene elementos como para poder investigar. Por otra parte, decimos que vemos con enorme preocupación el abuso que está habiendo con las detenciones. Sin ninguna duda existen otros caminos y en ese sentido, que en cierta manera se menoscaba la tarea del Concejo municipal: eso vemos con preocupación porque la ley es la que establece cuál es la manera de seguir” dijo.

En contacto con La Radio, aseguró que existen otros caminos para determinar si al intendente se le quitan la inmunidad, como el juicio político, que puede concluir con sanciones y apercibimientos claros.

“Nosotros decimos que lo que pretendemos es que se respete la autonomía municipal, del mismo modo que respetamos las decisiones judiciales, pero las que respetan las normas del país, que establece la presunción de inocencia”.

En efecto, existen organismos que tienen la misión de contralor. “Creo que como mínimo, hay  un exceso en el pedido de detención, porque hay una serie de organismos que tiene el contralor del accionar del intendente. Si con eso no alanza, está el Tribunal de Cuentas de la provincia que audita todas las cuentas de los municipios”, sentenció.

Con respecto a que de quedar libre, Nievas puede llegar a entorpecer el curso de la investigación por la influencia que tiene, opinó que “La justicia tiene todos los elementos para que eso no suceda” y recordó que a Nievas le revisaron hasta la cocina. “A mí la Justicia me revisó hasta debajo de la cama”, también recordó cuando se lo investigó.

Pero Leiva también relaciona lo que está sucediendo con el marco nacional porque “lamentablemente se percibe, se siente, que todos los que formamos parte de un esquema nacional popular, somos perseguidos y es muy significativo cómo algunos aparecen encarcelados, pero por otro lado, vemos una protección hacia Aída Ayala, que no está presa como julio De Vido. Ciertos medios de comunicación hostigan a quienes pensamos diferentes al gobierno nacional”, consideró.


COMPARTIR