Un nuevo control se llevó a cabo el fin de semana, donde tres personas resultaron detenidas y un total de 49 motos y 21 autos fueron secuestrados por alcoholemias positivas. Los operativos fueron realizados durante la madrugada, por personal de Tránsito y Transporte del municipio con el objetivo de evitar accidentes de tránsito.

Los trabajos ejecutados por la Dirección de tránsito, se extendieron con el ordenamiento de vehículos mal estacionados, inspecciones en locales bailables, prevención vial en recepciones y controles de alcoholemia. En el último caso hubo tres detenidos.

El operativo del sábado a la madrugada finalizó con 20 motos y 11 autos al depósito municipal de las cuales 25 unidades dieron positivo al test de alcoholemia; las demás por falta de elementos de seguridad y documentación.

El domingo en un nuevo operativo situado en calle Frondizi y Juan B. Justo se llevaron otras 29 motos y 10 autos, en su mayoría por alcoholemia positiva.

Conductor atrincherado terminó detenido
En uno de los procedimientos, el conductor de un automóvil Volkswagen color negro, protagonizó un nuevo incidente que generó controversia, tras permanecer 3 horas de “resistencia pacífica” en su auto, acompañado por dos amigos.

En primera instancia se hizo presente el coordinador de la Dirección de Tránsito; luego la Jueza de turno Zulema Gialdroni y horas más tardes la Jueza de faltas municipal Alicia Gutiérrez, quien convenció al joven de bajar de su vehículo y someterse al control de alcoholemia.

Antes de ser detenido, el propietario accedió al test de alcoholemia marcando 0,75 gm –positivo-, sumando a esto, infracciones por falta de documentación y entorpecer el procedimiento.

El hecho comenzó a la 5, cuando durante un operativo de alcoholemia en la avenida Sarmiento y Don Bosco fue detenido su vehículo. Solicitada que se realice el test de alcoholemia, se negó por lo cual derivó en la notificación de la retención de su auto.

El propietario del auto, se negó a descender porque dijo que no tenían derecho de llevarle su propiedad. Recién cerca de las 8:30 terminó el incidente, con la presencia de autoridades de la comuna quienes actuaron rápidamente para poder persuadir su actitud. Al bajar del vehículo el conductor y sus dos acompañantes terminaron detenidos por la policía jurisdiccional.

La doctora Jueza de Faltas Municipal aclaró que “se realizó una retención preventiva del vehículo fundamentado en lo determinado en el Artículo 73 de la Ley Nacional de Tránsito.- Control preventivo: Todo conductor debe sujetarse a las pruebas expresamente autorizadas, destinadas a determinar su estado de intoxicación alcohólica o por drogas, para conducir. La negativa a realizar la prueba constituye falta, además de la presunta infracción al inciso a) del artículo 48”.

Control de autos mal estacionados

Agentes motoristas de la Dirección de tránsito, recorrieron el microcentro, advirtiendo a conductores que estacionan sus vehículos en lugares reservados o mano izquierda. En el caso de no encontrar al dueño y luego de varios intentos de persuadir la falta, los autos mal estacionados son removidos al corralón municipal.

Control de nocturnidad
Inspectores de la Dirección de control acústico ambiental visitaron pubs, bares y locales bailables, con el objetivo de hacer cumplir el cierre de los locales bailables y mantener los niveles sonoros adecuados en el marco legal y municipal. En uno de los casos se confeccionaron actas de infracción, en el boliche Chillbar por trascendencia de sonido; mientras que agentes de la Dirección de inspección General labraron actas por estar funcionando fuera del horario permitido.

A partir de las 6:00 de la mañana contiguo a los controles de alcoholemia, los inspectores se encargaron de efectuar un operativo de cierre de boliche, advirtiendo a los dueños de los locales bailables para que finalicen sus eventos en horarios permitidos por la comuna, el cual establece que a partir de las 6 de la mañana ningún boliche debe estar funcionando.

Recepción en el Club Vial de Resistencia
Inspectores regularon el tránsito sobre colectora, con canalizadores y conos iluminados, que sirvieron de guía a los visitantes del evento. Las recepciones de este año comenzaron a las 21 y se extendieron hasta las 6 del día siguiente con presencia permanente de los agentes de la dirección de tránsito.

Como en varios años anteriores, la Municipalidad de Resistencia hizo un fuerte hincapié en la prohibición de ventas de bebidas alcohólicas a menores e incluso mayores de edad.
Los funcionarios de la comuna resaltaron el cumplimiento de las normas vigentes, con la prohibición de ingestas de bebidas alcohólicas en eventos de egresados.

En este sentido, aseguraron que en los diferentes operativos realizados este fin de semana no constataron la existencia jóvenes intoxicados ni disturbios en los eventos de recepciones.


COMPARTIR