Alberto Samid, condenado en una causa por evasión, violó la prisión domiciliaria y terminó siendo echado de un restaurante por un grupo de comensales.

El empresario de la carne fue reconocido este lunes por varios comensales mientras almorzaba en un restaurante de la localidad de Ramos Mejía, en el partido de La Matanza. Estaba junto a otros dos hombres en una mesa del local “Paja Rota”, en Avenida de Mayo 836.

Ante las protestas de dos clientas, Samid y sus dos acompañantes abandonaron el lugar. Una mujer incluso le empezó a preguntar si no debía estar en prisión domiciliaria y le pidió que mostrara su tobillera electrónica.

El hombre que se hacía llamar “El rey de la carne” evitó contestar, miró un par de veces a la cámara e intentó seguir comiendo, antes de finalmente levantarse de la mesa y retirarse.

Samid fue condenado a 4 años de prisión por integrar una asociación ilícita dedicada a evadir impuestos. Luego fue beneficiado con la prisión domiciliaria por problemas de salud.

LA RESPUESTA DE SAMID

Tras ser echado del restaurante, Samid aseguró que “tenía permiso de salida laboral”.

Tengo permiso de salida laboral lunes, miércoles y viernes, y voy a trabajar al Mercado Central, donde a partir de mañana hay un paro por tiempo indeterminado. Estaba haciendo una entrega en ese restaurante y me invitaron a comer un bife mientras esperaba la descarga de la mercadería”, explicó en diálogo con Radio con Vos.

Y agregó: “Cuando me piden que baje la mercadería, tuve que esperar, y justo pasó una señora creyendo que yo era un comensal”.

Lo único malo que hice fue comer un pedazo de carne. Salgo con la tobillera, y cuando salgo tengo que avisar. Salí a las 10 y avisé, y a las 13:30 cuando volví, avisé de nuevo”, concluyó.

LA CONDENA POR EVASIÓN

El 27 de noviembre de 2020, la Cámara de Casación condenó a Samid a cuatro años de prisión ratificando un fallo en primera instancia de abril de 2020. Lo consideró culpable junto a su hermana Alicia de integrar una asociación ilícita que evadió impuestos durante la década del ’90.

En tanto, el Tribunal Oral en lo Penal Económico (TOPE) 1 también le ordenó pagar unos 282 mil pesos para cubrir los costos de su captura, calculados por la Policía Federal, durante los días que estuvo prófugo.

Samid había sido detenido tras escapar a Belice, donde finalmente fue capturado en abril de 2019.

Fuente: NA.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry