Alberto Fernández: “Yo me equivoqué con Vicentin, pensé que iban a salir a festejar”

156

En plena negociación con los acreedores, Alberto Fernández marcó el límite. “Hicimos el máximo esfuerzo, esperamos que lo entiendan”, dijo el Presidente, que así ratificó la advertencia que su ministro de Economía, Martín Guzmán , lanzó el fin de semana en una entrevista con LA NACION.

Además, el Presidente reconoció que se equivocó al intentar avanzar sobre la cerealera Vicentin . “No soy un loco suelto, no ando con una chequera de expropiaciones. Pensé que iban a salir a festejar”, dijo, y al mismo tiempo reconoció que realizó una mala evaluación sobre la reacción social. “Me equivoqué. Pensé que estaba más asumida la situación de crisis”, agregó en diálogo con FM La Patriada.

Mientras el gobierno nacional aguarda la respuesta de los principales fondos que poseen títulos argentinos, entre ellos BlackRock, Fidelity, Ashmore y Monarch -el plazo de la última oferta se vence el 4 de agosto-, el jefe del Estado dejó en claro que no habrá cambios.

“Ya hicimos el último esfuerzo, esto es lo que podemos. No nos vamos a mover de esto. El esfuerzo que hicimos lo han reconocido el FMI, el G-20, Francia, Alemania… todos han elogiado el esfuerzo argentino. Esfuerzo que se da en medio de la pandemia”, resaltó el Presidente.

El “esfuerzo” al que se refiere Alberto Fernández es justamente lo que cedió Guzmán desde su primera propuesta. Según datos oficiales, se trata de unos US$8200 millones, aunque ese número se va a más del doble (US$15.000 millones) de acuerdo con cálculos privados.

El primer mandatario utilizó palabras casi calcadas a las que usó el titular del Palacio de Hacienda en la entrevista de ayer. “Hemos hecho el máximo esfuerzo, el último, y ahora estamos esperando la respuesta de los acreedores. Hay algunos que ya están acompañando; ha habido una recepción inicial muy positiva, y esperamos que el resto decida”, sostuvo Guzmán.

Vicentin
El Presidente también habló sobre el proceso que se abrió en la cerealera Vicentin . “No soy un loco suelto, no ando con una chequera de expropiaciones. Pensé que iban a salir a festejar”, dijo, y al mismo tiempo reconoció que realizó una mala evaluación sobre la reacción social. “Me equivoqué. Pensé que estaba más asumida la situación de crisis”, agregó.

Fernández aseguró que hizo una revisión sobre la presentación que hizo del día que anunció la intervención y expropiación de la empresa. “No pasó, empezaron a acusarme de cosas horribles. Digo que me preocupa lo que está pasando con la principal exportadora oleaginosa del país y me dicen que soy un chavista que quiere expropiar.

Si quisiera expropiar, no expropiaría una empresa en quiebra, sino una cerealera floreciente”, sostuvo y ratificó que aún espera que “alguien traiga una mejor solución”.

Durante la entrevista, minutos antes de su reunión con los legisladores de Juntos por el Cambio, el Presidente también criticó a la oposición.

“Siento que la oposición encontró en el 2015 un método, el de la demonización absoluta, diciendo que iba a ser un país como Venezuela [si gobernaba el peronismo], pero los que hicieron un país como Venezuela, con una inflación galopante, fueron ellos. Ahora es como que quieren volver con esa retórica”, resaltó en referencia al comunicado que sacó Juntos por el Cambio por la muerte de Fabián Gutiérrez.

Y añadió: “Lo que yo quiero es que tomemos las cosas con otra seriedad. El camino del odio no conduce a ningún lado. Esto no quiere decir impunidad ni olvidarse de lo que cada uno hizo. Cuando odias solo estás mirando para atrás, lo que hay que hacer es mirar el futuro”.

Reforma judicial
Otro de los puntos que abordó fue el tema de la reforma judicial, que según anticipó “ya está listo” y que llegará al Congreso en los próximos días.

“La reforma supone dos cosas: ordenar el funcionamiento de la justicia federal, que es la que depende de la Nación, y cómo funcionan los institutos de la Justicia [la Corte Suprema, el Consejo de la Magistratura y el Ministerio Público Fiscal], que creo que vale la pena revisar”, manifestó.

El Presidente adelantó que quiere debatir el funcionamiento del máximo tribunal, sobre todo “cómo se accede a la Corte Suprema”. Además, planteó la necesidad de revisar cómo funciona el Ministerio Público Fiscal y el Consejo de la Magistratura. “Quiero que haya jueces dignos que no sean influidos por la política y los poderes fácticos.

Es algo que vamos a hacer. Necesitamos que la Justicia funcione bien, que los jueces actúen dignamente, según lo que dictan las leyes”, dijo.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry