El Presidente Alberto Fernández se refirió por primera vez al escándalo por la fiesta de cumpleaños de la Primera Dama Fabiola Yáñez el día de su cumpleaños, el 14 de julio del 2020, durante la parte más dura de la cuarentena por el coronavirus. "Fabiola convocó a una reunión que no debió haberse hecho”, sostuvo el mandatario.

"Debí tener más cuidados y no los tuvimos", reconoció el jefe de Estado durante un acto en el que anunció la puesta en marcha de la ley 27.637, que amplía el universo de beneficiarios y beneficiarias del Régimen de Zona Fría (RZF).

“Todos esos meses me quedé trabajando en Olivos por recomendación de los médicos pero se convirtió en una ciudad porque allí iban ministros, secretarios, actores, actrices, futbolistas, gente que la pandemia le había cambiado y necesitan ser oídos. Como presidente tengo la necesidad de escuchar a todos. Y viví en un gran vértigo que me hizo tener reuniones con cientos de personas y no podía hacer otra cosa porque soy el presidente de la Argentina y tenía que escuchar para ir resolviendo problemas”, argumentó el Presidente.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, fue el primero en salir a explicar la situación e intentar minimizar la polémica: "Es evidente que hubo un descuido, que se cometió un error, que no debería haber pasado, que estuvo mal. Olivos en esos días funcionaba como el centro de operaciones y mucha gente entraba y salía: ministros, funcionarios, epidemiólogos. Y en una ocasión hubo un evento social, que no debió haber ocurrido. Sobre eso mucho más para agregar no hay".


COMPARTIR