Como cada fin de semana, inspectores municipales y agentes de la Guardia Comunitaria, custodiaron las calles de Resistencia, brindando mayor seguridad vial, atacando directamente sobre las conductas evasivas que cometen conductores alcoholizados quienes realizan maniobras peligrosas, además de verificar el cumplimiento de las normas, entre ellas la faltante de cascos y luces.

Brutal choque entre un auto y una moto

Ocurrió en la madrugada de ayer, casi en la esquina de Yrigoyen y Güemes de la ciudad capital. Allí, el conductor de un automóvil Volkswagen Vento fue sorprendido por un motociclista y su acompañante quien intentó darse a la fuga del operativo de alcoholemia.

El rodado menor impactó de lleno en la puerta del conductor, mientras ambos ocupantes terminaron del otro lado de la calzada. A pesar de la desaprensiva maniobra del motociclista, el joven no se mostraba arrepentimiento alguno y con total desparpajo sonreía como si se tratase de una situación de menor importancia. Por suerte ambos conductores sólo resultaron con lesiones leves.

El motociclista se sometió al control alcotest y marcó 1,21g/l positivo (6 veces lo permitido para conducir), por lo que su rodado - una Yamaha 125cc- fue trasladado al depósito municipal.

Dispositivos móviles

Desde la Dirección de Tránsito indicaron que esta nueva modalidad no hace más que aportar a la seguridad vial, con intervención directa en los lugares de mayor índice de siniestralidad, cuidando tanto al conductor como a los peatones.

Los controles móviles se repetirán todo los fines de semanas a la madrugada por lo que se pide responsabilidad a la hora de conducir, específicamente en el micro y macrocentro de la ciudad.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry