Este viernes 29 de septiembre murió Roberto Varela, el hombre de las mil anécdotas quien era el esposo de la bailarina y profesora de danza Francisca “Paquita” Gómez García. En su homenaje, Roli Pérez Beveraggi le dedicó ayer unas sentidas palabras a través de su cuenta de Facebook.

A continuación, el texto completo:

"Hoy  se fue a contar las historias de Resistencia al cielo, este personaje entrañable y querible de nuestra ciudad. Para mí un maestro, muchos de mis conocimientos se los debo a él y cada vez que tenía una duda o quería saber de algo, pasaba por su oficina en la calle Illia y con su amabilidad característica me contaba cómo era aquella Resistencia.

Nació en Resistencia, en el Hospital Perrando —en ese entonces

Hospital Regional— y según me cuenta el ahijado del Dr. Perrando, desde muy niño transitó por las calles de la ciudad y los barrios periféricos. Alternó sus estudios con la calle, lo cual le facilitó vivir el nacimiento de algunas villas del Gran Resistencia, introduciéndose en la idiosincrasia de cada poblador. Seguramente para don Roberto Varela no existian tantos secretos del pasado de Resistencia.

Todo lo conoció y lo recordaba sorprendentemente: ríos, lagunas, plazas, cines, pistas de bailes populares y sociales, orquestas, músicos, cantores, personajes de la ciudad, comercios, fábricas, pensiones, hoteles, transportes públicos, mateos, taxis, etc.

La esencia de lo vivido pareciera que se estaba guardado en su memoria, como un gran tesoro de su niñez y juventud, volcaba toda la pasión por lo vivido, narrando para los que ya se encuentran en la pasividad y a la vez ilustrando a quienes no tuvieron la dicha de conocer a esta pujante Resistencia. En nuestro tiempo —sin temor a equivocarnos— también estas narraciones servirán para que los educandos puedan conocer un poco de la otra historia poco difundida de la comunidad de Resistencia.

Profesor de danzas folclóricas argentinas, deportista, bailarín, músico, narrador de vivencias históricas de Resistencia, integra destacadas comisiones de instituciones de bien público y entidades culturales; ganador de la Gaviota Federal 2006, Premio Nacional Faro de Oro, Mar del Plata 2006.

Todo lo vivió, todo lo caminó, todo lo disfrutó desde mas de sesenta años de la mano de su inseparable compañera, “Paquita” Gómez. Era imposible encontrar a don Roberto sin “Paquita”; era o son de esos matrimonios indisolubles, uno para el otro y para toda la vida.

Don Roberto es de los personajes indispensables en una sociedad que necesita tener memoria, y como él decia: “No olvidemos el pasado, porque también es parte de la vida”.

Don Roberto simplemente te fuiste un rato antes".

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry