La serie El reino, escrita por Marcelo y Claudia Piñeiro y producida por Netflix ha generado reacciones de todo tipo. Este jueves la Alianza Cristiana de las Iglesias Evangélicas de la República Agentina (ACIERA) emitió un comunicado repudiando el contenido de la misma y el mensaje que se busca comunicar.

El reino es una ficción, dentro del género thriller policial, sobre una pastor evangélico que aspira a llegar a la presidencia de Argentina en alianza con políticos tradicionales, quien queda envuelto en un crimen que abre la puerta a secretos, delitos y más crímenes.

El extenso comunicado de ACIERA comienza diciendo: “Crear un producto cultural, como es una ficción de cine o una serie, desde la base del odio, para generar rechazo social a un colectivo religioso, es un acto que no realza la belleza de una profesión que se debería caracterizar por la transparencia y pureza intelectual y creativa”.

Y sigue, en alusión a Claudia Piñeiro: “Es sabido el encono que ha expresado la escritora y guionista de esta obra desde su militancia feminista durante el debate de la ley del aborto hacia el colectivo evangélico de la Argentina, representado por millones de ciudadanos que no coincidían en su posición respecto del tema. Usar el arte para inventar una ficción con el fin de crear en el imaginario popular la percepción de que quienes lideran esas comunidades religiosas solo tienen ambiciones de poder o de dinero, contrariamente a lo que demuestran los hechos en miles de iglesias que desarrollan una misión social trascendente en todo el país, es reprochable desde todo punto de vista”.

Sobre los personajes, se explaya en torno al principal: “El pastor que representa el talentoso actor Diego Peretti no existe, es una ficción. Sin embargo, el mensaje que se quiere transmitir desde la obra, es que ‘todos’ los pastores y líderes religiosos buscan lo mismo. Serían en la realidad algo así como los que personifica la serie. Se busca una representación simbólica en la percepción popular que estereotipe a los de una religión en particular, ‘la evangelista’. A los que antes se los atacaba diciendo que eran sectas, ahora se los trata de encasillar en ‘seguidores de Bolsonaro’, ‘reaccionarios de derecha’, agentes del mal contra los ideales que promueve el colectivo que la guionista representa”.

En otro pasaje del texto, invitan a los creadores de "El Reino", "sin intención alguna de censurar su obra", a que "vengan a ver la obra real que hacen esos 'reaccionarios de derecha' en las villas, cárceles, hospitales y entre la gente necesitada".


COMPARTIR