Emiliano Grillo se metió en la lucha directa por el título en el Abierto Británico. La jornada mágica de 64 golpes (-6) a uno del récord de vuelta en el campo de Saint George’s- lo colocan con un total de 134 (-6), a tres del único puntero, el norteamericano Colin Morikawa (131, -9). Es cierto que todavía no completaron su trayecto grandes animadores, como el sudafricano Louis Oosthizen y el norteamericano Jordan Spieth, pero el chaqueño disfruta ya de una posición de privilegio en el leaderboard, que lo ilusiona para el fin de semana.

El registro de 64 de Grillo toma mayor dimensión todavía, ya que es el score más bajo para un jugador latinoamericano en la historia de los majors. En el trayecto de ida alternó birdies en el 2, 5 y 6 con bogeys en el 4 y el 7. Pero en el recorrido de vuelta, en donde arrancó con un acierto en el 10, se vio lo mejor: nada menos que otros cinco birdies en los últimos siete hoyos. Para cerrar una día increíble, el jugador formado en Chaco Golf Club estuvo a punto de hacer un águila en el par 4 del 18, después de un tiro al green: la pelota rozó el hoyo y quedó dada. En suma: 9 birdies y 31 golpes en sus últimos 9 hoyos, el mejor envión para encarar el fin de semana.

Tras la primera vuelta, Grillo hablaba de la necesidad de aprovechar las chances de birdie: “En función de pasar el corte este viernes, solo necesito hacer lo mismo; es decir, darme oportunidades de birdies y convertirlos, más allá de que dejé pasar algunas chances porque mis putts fueron cortos. La pelota no rueda muy bien por el viento y la idea es capitalizar las ocasiones de birdie”.

Además de Grillo, el amateur Abel Gallegos busca superar el corte tras una primera vuelta de 73 (+3). El campeón del LAAC 2020, de 19 años, disfruta de la experiencia tras su primera aparición en majors en el Masters de Augusta del año pasado, disputado en noviembre.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry