Seguramente estás acostumbrado a organizar viajes con amigos, en familia o con grupos grandes de personas. Sin embargo, sin bien es lindo hacerlo acompañado, realizar un viaje solo puede ser una experiencia sumamente enriquecedora e inolvidable. Existen infinidad de destinos y posibilidades de planificar un viaje a tu medida; podés elegir realizar turismo alternativo o contratar alguna agencia de viaje que se encargue de todos los detalles. En este último caso, seguramente encontrarás una gran variedad de paquetes en oferta orientados específicamente a viajeros solitarios. A continuación te contamos 5 razones por las cuales tendrías que viajar solo al menos una vez en la vida.

1. Conocerse uno mismo

Viajar solo te dará la posibilidad de encontrarte contigo mismo y con tu alma. Puede que genere un poco de miedo estar solo en un lugar desconocido, sin poder recurrir a nadie familiar o alguien cercano en quien apoyarse; sin embargo, es realmente importante y enriquecedor atravesar esta aventura para reconocerse en diferentes situaciones y sorprenderse de todas las cosas que tal vez no sabías sobre vos.

2. Libertad absoluta

Al viajar con otras personas no contás con la posibilidad inmediata de cambiar el itinerario, ya que seguramente tendrás que consultar y acordar opiniones con los demás. Cuando emprendés un viaje solo, podés cambiar tus planes cuándo y cómo quieras. No tendrás que darle explicaciones a nadie ni consultar la agenda de los demás.

3. Nuevas amistades

Si viajás con amigos o familiares, puede que sea más difícil entrar en contacto con personas desconocidas; en cambio, si lo haces solo, no te quedará otra opción. Si decidís lanzarte a la aventura vas a poder conocer gente nueva y hasta compañeros de viaje de otros lugares, y entablar relaciones verdaderamente enriquecedoras. Es recomendable mantener una actitud positiva y tener la iniciativa para generar conversaciones con otros viajeros.

4. Mayor fortaleza y seguridad

Es una de las razones más importantes por la que tenés que viajar solo, sobre todo si lo vas a hacer por primera vez. Salir de la comodidades y resolver los problemas solo te ayudará a generar más seguridad en vos mismo. Antes de viajar podés investigar todo sobre el lugar que visitarás para saber cómo manejarte y estar preparado conociendo su cultura, sus normas y sus costumbres.

5. Desconexión del mundo

Un viaje a solas puede aprovecharse para desconectarse del mundo por un rato y abandonar el celular, los mensajes y el correo electrónico por unos días. Es ideal para alejarse de las redes sociales, las responsabilidades, las cuentas, los deberes y las situaciones de la vida diaria. Estos viajes se aprovechan para crear momentos intensos y creativos, y tal vez pensar y meditar para solucionar algún que otro problema. Es un momento ideal para que el cerebro descanse de pensamientos negativos, fomentando los pensamientos nuevos y más positivos.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry