En las últimas horas de este miércoles el Gobierno nacional dictó una conciliación obligatoria a pedido de varios municipios, con el fin de suspender el paro de colectivos de la Unión Tranviaria Automotor (UTA).

Pese a que el sindicato  acató la orden, en el Chaco se mantiene la medida de fuerza porque los choferes no cobraron el 100% de sus salarios.  El martes pasado percibieron solo el 80% y resta que se les liquide el 20% que falta.

En este sentido, el titular de la UTA Chaco, Raúl Abraham, este jueves se adherían al paro establecido a nivel nacional, en tanto que el viernes realizarían una medida a nivel provincial.

Al no concretarse la medida de fuerza nacional, los choferes de la provincia tomaron la decisión de adelantar la medida de acción directa para este jueves 8 de febrero.


COMPARTIR