La Cancillería a cargo de Diana Mondino oficializó ordenó el regreso a a Buenos Aires de diez embajadores en distintas representaciones estratégicas, entre ellas, de María Fernanda Silva, la embajadora en El Vaticano.

Silva prestaba funciones desde principios de febrero de 2020. La aceptación del placet por parte de la Santa Sede fue confirmada por la Nunciatura Apostólica en Buenos Aires sólo 9 días después de que el Ejecutivo presentara ante la sede diplomática el pliego para que Silva se convierta en la representante argentina ante El Vaticano.

¿Quién es María Fernanda Silva?

Silva fue la primera embajadora mujer que representa a nuestro país ante el Vaticano y también la primera diplomática afroargentina. Ella inició su su misión en Roma en reemplazo del exembajador del macrismo Rogelio Pfirter.

La diplomática es licenciada en Ciencias Políticas con Especialización en Relaciones Internacionales en la Pontificia Universidad Católica Argentina.

Integra el Servicio Permanente Activo de Cancillería desde el 1 de enero de 1993, y se desempeñó en la Oficina del Arbitraje Internacional Argentina/Chile Laguna del Desierto; en la Dirección de América del Sur y en la secretaría de la embajada argentina en Santiago de Chile.

También representó al país ante la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), luego se desempeñó como primera secretaria en la Dirección de Europa Occidental y se le asignó el puesto de consejera en el gabinete del Rafael Bielsa, cuando fue canciller en el gobierno de Néstor Kirchner.

En 2007, fue trasladada a la embajada en Venezuela con el rango de consejera, y también fue negociadora en Grupo de Río, CALC y CELAC.

En setiembre de 2012 asumió funciones en la Secretaría General de UNASUR con sede en Quito, como representante de Argentina.

En febrero de 2014, Silva -primera afrodescendiente en el servicio exterior argentino- prestó funciones en la Subsecretaría de Política Latinoamericana y en mayo de ese año se desplazó a Paramaribo, Surinam, para cumplir funciones de asesora diplomática especial en la Cancillería de ese país Presidencia Pro Tempore Surinamesa de UNASUR.

El 30 de diciembre de 2014 el gobierno firmó la Resolución Ministerial que la trasladó a la embajada en la Santa Sede y al año siguiente asumió funciones en la delegación diplomática ante el Estado Pontificio, con lo que se convirtió en la primera mujer jefa de Cancillería en esa misión.

En marzo de 2016, Silva asumió funciones como Deputy en la representación argentina ante los tres organismos de las Naciones Unidas con sede en Roma: la FAO, el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA).

Fue la primera diplomática argentina en ser votada parta integrar la Mesa de la Junta Ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas.

La ex embajadora es católica y tiene una hija producto de un matrimonio que luego fue anulado por la misma Iglesia, porque su esposo decidió inclinarse por el sacerdocio.

¿Cuáles fueron los otros cambios de Cancillería?

La medida del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto se cumplió mediante los decretos 100/2023 y 101/2023 publicados este martes en el Boletín Oficial. En el primero de ellos se dispuso el cese de funciones del hasta entonces embajador extraordinario y plenipotenciario ante la Unión Europea (UE), Atilio Berardi Hueda.

También, en la misma norma, la cartera comandada por la canciller Diana Mondino ordena el trasladado a Buenos Aires de los embajadores Gustavo Grippo (Etiopía), María del Carmen Squeff (Naciones Unidas), María Fernanda Silva (Vaticano), Federico Villegas (organismos con sede en Ginebra), Leonardo Constantino (Francia), Javier Figueroa (Reino Unido), Hugo Gobbi (India) y Eduardo Zuain (Rusia).

En el decreto 101/2023, se ordenó el traslado al Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de los embajadores Marcia Levaggi (Senegal) y Leopoldo Sahores (Pakistán).

En los considerando de los decretos, se invoca a "razones de servicio" para justificar la medida.


COMPARTIR