El portavoz presidencial, Manuel Adorni, confirmó que el costo del operativo de seguridad para disuadir la protesta que se llevó a cabo el miércoles en Plaza de Mayo, será cobrado a las organizaciones sociales.

"El operativo tuvo un costo importante que, cuando se termine de cuantificar, se le va a pasar la factura a cada una de las organizaciones que participaron", sostuvo en declaraciones a la prensa.

Asimismo, calificó a la jornada como "un éxito" y consideró que "los resultados estuvieron a la vista, no hay mucho para aclarar respecto a ello".

"Fue un éxito no solo en la Ciudad de Buenos Aires, sino que también se evitó un corte en el puente Neuquén Cipolletti y en Puente Pueyrredón", aclaró.

El vocero presidencial, Manuel Adorni.
El vocero presidencial, Manuel Adorni.

En la misma línea el vocero agradeció "todos aquellos que creyeron" en el Gobierno "y no en las extorsiones recibidas".

"Queremos destacar la implementación en el protocolo de seguridad y las llamadas recibidas a la línea 134", sostuvo.

Manuel Adorni defendió el DNU impulsado por el Ejecutivo

En otro tramo de la conferencia Adorni defendió el decreto de necesidad y urgencia (DNU) impulsado por Javier Milei. "Es el espíritu del DNU terminar con la idea de que del otro lado debe haber un político indicándonos que hacer", argumentó.

"No queremos que la gente dependa de un político, queremos que la gente tenga decisiones propias y no digitadas por un burócrata de turno", sostuvo.

Consultado acerca de cómo afectará el DNU a la clase trabajadora, contestó: "No entendemos dónde está el perjuicio a los ciudadanos".

"Aquí faltan un montón de cuestiones pero el espíritu es fomentar la competencia, la filosofía es mayor competencia, menores precios y bienes de mejor calidad", sostuvo.

Amplio despliegue de seguridad

Movimientos populares y organizaciones sociales de Unidad Piquetera (UP) protagonizaron el miércoles la primera gran movilización a Plaza de Mayo contra el "ajuste del gobierno nacional", en una jornada marcada por un fuerte dispositivo de seguridad, momentos de tensión y dos detenidos y que significó la puesta a prueba del protocolo "antipiquetes" dispuesto por el Ministerio de Seguridad que encabeza Patricia Bullrich.

Pasadas las 16 los manifestantes marcharon hacia la plaza, donde leyeron un documento consensuado por las organizaciones en el que avisaron que llenarán "las calles y las plazas de todo el país", en "defensa al derecho a la protesta" y contra el "plan de ajuste y miseria" de gobierno libertario horas antes del mensaje que jefe de Estado dará a las 21 para explicar el contenido del mega decreto de necesidad y urgencia (DNU) de desregulación económica.

La protesta, desarrollada en un nuevo aniversario de la rebelión popular del 19 y 20 de diciembre del 2001, con una represión que dejó 39 muertos en todo el país y que derivó en la caída del expresidente Fernando de la Rúa, gobierno que también integró Bullrich, se dio en medio de un fuerte operativo de seguridad, por momentos, fue monitoreado por el propio presidente Javier Milei desde el Departamento Central de la Policía Federal.


COMPARTIR