A través de un emotivo posteo que subió a sus redes sociales, José María Muscari (47) anunció que adoptó a un adolescente de 15 años llamado Lucio.

"Paternidad. Siempre deseé ser padre y llegó el momento. Lucio llegó a mi vida y yo a la de él. Lucio me adoptó y yo lo adopté. Y ahora todo es amor, intensidad, emociones y vida increíble con un adolescente", comenzó diciendo el reconocido actor, guionista y director teatral en su cuenta de Instagram junto a una imagen con su hijo.

"Lucio, mi hijo, tiene 15 años y si bien estamos en un proceso de guarda, hoy ya es mi hijo porque así lo indica mi corazón.

Estos últimos meses fueron de mucha intensidad para ambos y ahora nos estamos aclimatando al otro: quizás nos estábamos buscando y no lo sabíamos", agregó en otro párrafo.

Cómo llegó Lucio a la vida de José María Muscari

Y continuó contando cómo fue llegó a la vida de quien hoy es su hijo: "Hace unos meses yo estaba de viaje, de vacaciones en Europa y un video de Lucio en las redes sociales que se hizo viral contando su historia desde Corrientes, me atravesó como un rayo y sentí algo inexplicable, una certeza atravesó mi alma y mi razón y sentí una claridad apabullante: 'es mi hijo' y con esa certeza me anoté en la convocatoria pública y la vida hizo lo suyo".

"Durante muchos años creí que sería padre de un bebé y hoy a mis 47 años amo que mi bebé ya tiene 15 años y aún nos quedan muchísimos años de padre e hijo juntos por recorrer. Quiero agradecer al universo que conspiró para esta unión para siempre".

"Amo hacerle el desayuno con leche chocolatada. Amo escuchar sus pensamientos sobre el anime. Amo abrazarlo y que lloremos juntos si algo nos mueve emociones. Amo (ver) Netflix juntos, es el mejor plan.

Amo irme a dormir después de llevarle un vaso de agua a su habitación y ver si está todo bien y despertarme un rato antes que él a la mañana para ir a despertarlo con abrazos. Amo que me diga: 'Pá, papá, viejo o viejito'. Amo a Lucio, mi hijo", completó emocionado.

Y cerró: "P.D: por razones legales al estar atravesando un proceso de adopción y ser un menor, no puedo mostrar fotos ni publicaciones con su cara, sabrán entender. LUCIO ES AMOR. Escribo y no puedo parar de llorar, se me moja la pantalla y no es metáfora, no puedo contener el torrente de lágrimas del amor".

Fuente: El Litoral / Ámbito


COMPARTIR