Con estas nuevas obras, que demandaron una inversión de 450 millones de dólares, se completa la capacidad instalada de la Planta que permitirá garantizar la provisión de agua potable a 29 localidades.

"Sin esta red de acueductos la sequía hubiese causado una catástrofe humanitaria, ha sido la más grande transformación de la historia en provisión de agua potable", sostuvo.

A dos días de terminar su gestión, el gobernador Jorge Capitanich, junto a la vicegobernadora Analía Rach Quiroga habilitó este jueves las obras de la planta potabilizadora del Segundo Acueducto del Interior, ubicadas en Barranqueras.

La planta forma parte de la gran obra hídrica que, desde su inicio en 2011 se fue inaugurando en etapas, sentando los cimientos para llegar a 29 localidades chaqueñas con el servicio básico de agua potable.

“Hicimos una inversión extraordinaria y la finalización de esta obra se da gracias al esfuerzo de la provincia. Es la obra más importante de la Argentina y de Sudamérica y es un orgullo para nosotros hoy realizar su habilitación estructural”, expresó el gobernador.

De esta manera, el mandatario destacó la “inversión sin precedentes” que se dio a través de distintas fuentes de financiamiento para lograr concretar la obra del Segundo Acueducto, que alcanzó los 450 millones de dólares, como así también el impacto que tiene en las comunidades.

“Sin esta red de acueductos, la sequía hubiese causado una catástrofe humanitaria. Ha sido la más grande transformación de la historia en cuanto a provisión de agua potable”, insistió.

Así, Capitanich recordó el proceso desde el inicio de la obra en 2011. “Se paralizó entre 2015 y 2019 y luego de retomar el ritmo la pandemia nos afectó.

Este último tiempo se logró concretar por esfuerzo propio del gobierno y recursos de la provincia, y hoy queda habilitada con niveles de optimización técnica y capacidad instalada para continuar expandiendo las conexiones”, explicó el gobernador.

“Estamos orgullosos del trabajo hecho, porque tener agua potable no es lo mismo que no tenerla, el agua es salud y sanidad. Si no hay agua, energía y gas, no hay posibilidad de instalación de ninguna industria.

En mis gestiones, me focalicé en resolver los principales problemas. Estas obras no son para hacer política, sino para mejorar la calidad de vida de las comunidades”, manifestó Capitanich.

Estuvieron presentes la presidenta de Sameep Noelia Canteros; el subsecretario de Asuntos Estratégicos Sebastián Benítez Molas; la intendenta de Barranqueras Magda Ayala.
La intendenta Magda Ayala destacó el avance de la obra hídrica.

“Es muy importante porque beneficiará a 450 mil familias, más del interior provincial. Asimismo, remarcó que la infraestructura permitirá potenciar las conexiones existentes en Barranqueras, “más que nada en cuanto al caudal de agua”, cerró.

Inauguración de pavimento y recorrida por obras

En Barranqueras, Capitanich inauguró además 13 cuadras de pavimento en la avenida Nicolás Rojas Acosta, que fueron ejecutadas con inversión de $307.447.645,48 del Ministerio de Planificación, Economía e Infraestructura.

La jefa comunal se refirió a las obras en proceso en Barranqueras: “Hoy recorrimos además con el gobernador la obra del Club Don Orione, el pavimento en avenida Edison. Obras que conectan, que benefician, que mejoran la calidad de vida y generan puestos de trabajo”, dijo.

Asimismo se refirió a la obra del nuevo edificio municipal, que ya alcanza más del 60% de ejecución. “La obra marcha sin detenerse, son 54 obreros que están trabajando. Seguramente faltaran 3 o 4 meses para finalizarla”, precisó.

“Todas las obras que tuvimos tienen que ver con la voluntad y sensibilidad de nuestro gobernador, que tiene conocimiento de la necesidad de la gente; hoy nuestra ciudad tiene 64 obras activas”, cerró la jefa comunal.


COMPARTIR