El presidente electo Javier Milei continuó en reuniones con su equipo de colaboradores, en una intensa jornada donde la noticia más destacada fue la decisión de nombrar a su socia política y titular del PRO, Patricia Bullrich, como ministra de Seguridad, mientras se multiplicaban las versiones sobre la designación de Luis "Toto" Caputo, exministro de Finanzas y exjefe del Banco Central, como mandamás de Economía.

De esta forma, toma mayor volumen la injerencia del expresidente Mauricio Macri en el armado del futuro Gobierno de Milei, quien, debido a todos estos cabildeos para formar su gabinete y ocupar los casilleros de los diversos organismos de su futura administración decidió suspender el viaje con contenido "espiritual" que iba a realizar a Estados Unidos.

En medio de todos estos movimientos, se dieron situaciones particulares, como la designación de la excandidata a gobernadora bonaerense Carolina Piparo como directora de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) y su inmediata marcha atrás.

La propia Píparo había anunciado que iba a iniciar la transición en el organismo con la actual titular, Fernanda Raverta, pero luego voceros de la fuerza de Milei dijeron que ese nombramiento no ocurriría.

Aunque no hubo confirmación oficial, surgieron insistentes versiones según las cuales Luis Caputo se hará cargo de la sensible cartera de Economía.

Junto a esta versión, también trascendió que Emilio Ocampo no aceptará la designación al frente del Banco Central, debido a que el plan de dolarización parece postergado.

Otra de las novedades fue que el secretario de Transporte de Córdoba, Franco Mogetta, será el Secretario de Transporte de la Nación cuando Diego Giuliano deje ese cargo, lo que implica la participación de la gente del gobernador mediterráneo, Juan Schiaretti, en el Gobierno de Milei.

Córdoba fue uno de los distritos fundamentales para el triunfo del dirigente de La Libertad Avanza, donde sacó el 74% de los votos.

Mientras se confirmaban las distintas designaciones, Milei continuó manteniendo reuniones en su bunker del Libertador Hotel, por ejemplo con una de sus principales espadas, el legislador porteño Ramiro Marra, y el diputado nacional electo por La Rioja, Martín Menem.

Pero el nombramiento más rutilante fue el de Bullrich como ministra de Seguridad, cargo que la exdirigente de la Juventud Peronista ocupó entre 2015 y 2019, durante el Gobierno de Macri, según confirmaron fuentes de LLA.

Bullrich aceptó volver al cargo a pesar de que hace tres días dijo a la prensa que "si viene alguien y te dice querés estar ahí, yo digo que no, no quiero estar en un lugar donde ya estuve", aunque a la vez aclaró: "Ahora, si viene alguien y dice no tenés otra alternativa de cómo solucionar este problema y la única persona en Argentina que lo puede solucionar sos vos, te pone en una situación compleja".

Su gestión en esa cartera durante el macrismo quedó atravesada por la muerte de Santiago Maldonado durante una acción de la Gendarmería en la provincia de Chubut, episodio por el cual fue responsabilizada por la familia del joven y también por organismos de derechos humanos.

Durante la campaña para las recientes elecciones, Milei la calificó como "montonera asesina", mientras Bullrich también fustigó duramente las propuestas del libertario.

Pero para el balotaje ambos se "perdonaron" y, en una reunión con Macri, establecieron una alianza que le permitió a Milei ganar la segunda vuelta.

En tanto, el designado ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona, se reunió con los miembros de la Corte Suprema, en el primer acto institucional trascendente de un futuro funcionario del Gobierno libertario, después de los encuentros de Milei con el presidente Alberto Fernández y del cónclave de la vicepresidenta Cristina Kirchner y su sucesora, Victoria Villarruel.

Fuente: Télam


COMPARTIR