Con el objetivo de evitar el tráfico ilegal de esta sustancia, la Dirección General de Aduanas estableció una serie de controles más estrictos para el ingreso a la Argentina del fentanilo, la droga mortal que ya es una epidemia en los Estados Unidos y cuyos precursores, en su mayoría, provienen de China.

La decisión de endurecer los requisitos para la entrada de este opioide sintético, que es hasta 50 veces más fuerte que la heroína y 100 veces más que la morfina, se tomó luego de que se detectara en Ezeiza un cargamento con más de un kilo de este estupefaciente que iba a ser enviado a Miami.

Puntualmente, el organismo creó un registro a partir del cual quienes quieran operar en el comercio internacional con esta droga, deberán presentar primero una Declaración Anticipada Jurada de Importación/Exportación específica para este producto y sus derivados.

Según explicaron, la documentación “será presentada ante la Sección Precursores Químicos y Drogas Emergentes, dependiente del Departamento Narcotráfico de la Dirección de Investigaciones y Procedimientos, en el ámbito de la Subdirección General de Control Aduanero”.

Asimismo, se determinó que los envíos de esta sustancia al exterior “solo podrán ser realizadas por vía aérea y por el Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini en jurisdicción de la Dirección Aduana de Ezeiza, dependiente de la Subdirección General de Operaciones Aduaneras Metropolitanas”.

Así, en el marco del Plan Anual de Lucha contra el Narcotráfico, se establecieron pautas que regulan estas operaciones, con el objeto de mejorar los mecanismos de control dentro de una actividad que es propensa a estar involucrada con organizaciones delictivas.

“Con esta nueva medida nos estamos anticipando a una problemática que puede aproximarse. Las organizaciones criminales que trafican fentanilo y sus derivados tienen interés geopolítico en la región.

Estos mecanismos permitirán un mejor control aduanero y respuestas más eficaces al nuevo contexto, procurando un equilibrio entre la seguridad y la facilitación del comercio”, explicó el titular de la Aduana, Guillermo Michel.

Tanto esta peligrosa droga, como sus derivados, han adquirido notoriedad pública en el último tiempo debido a que ha sido responsables de cientos de muertes por sobredosis cada semana en Europa y en los Estados Unidos, donde ya es un problema sanitario de gran magnitud.

De hecho, las autoridades argentinas remarcaron que, con estos nuevos controles, se “busca adelantarse a una problemática que se aproxima en la región y significa una amenaza a la salud pública, debido al alto índice de consumo de drogas ilícitas”.

Una droga mortal

El fentanilo puede causar adicción, dependencia, tolerancia, síndrome de abstinencia y muerte. Uno de sus derivados, que es el más potente conocido hasta el momento, es el carfentanilo, el cual se estima que es 10.000 veces más potente que la morfina.

El consumo de fentanilo es un problema sanitario en los Estados Unidos (AP Foto/Jae C. Hong)

Tanto esta droga como sus sales tienen intervención de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) como autoridad de aplicación, ya que las mismas poseen usos de carácter medicinal.

Según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de Estados Unidos (NIDA, por sus siglas en inglés), la principal agencia federal que apoya la investigación científica sobre el consumo de drogas y sus consecuencias, “el fentanilo es un fuerte opioide sintético similar a la morfina, pero entre 50 y 100 veces más potente”.

Si bien es un fármaco recetado su uso como droga ilegal se ha extendido en los últimos años. “Al igual que la morfina, por lo general se receta a pacientes con dolores intensos, especialmente después de una operación quirúrgica”, explicó el organismo.

Esta clase de drogas, los opioides, se encuentran en forma natural en la planta de amapola. Mientras algunos se elaboran directamente de la planta, otros como el fentanilo se crean en laboratorios, donde los científicos utilizan la misma estructura química para fabricar opioides sintéticos o semisintéticos, agregó el NIDA.

El fentanilo que se consume ilegalmente se vende ilegalmente en forma de polvo. Una cantidad muy pequeña causa un gran efecto narcótico: actúa uniéndose a los receptores opioides que se encuentran en áreas del cerebro que controlan el dolor y las emociones. Después de consumir opioides muchas veces, el cerebro se adapta a la droga y su sensibilidad disminuye, lo que hace que resulte difícil sentir placer con otra cosa que no sea la droga.

La droga suele presentarse en pastillas

“Son las drogas más comúnmente asociadas con las muertes por sobredosis en Estados Unidos. En 2017, el fentanilo fue parte del 59.8 % de las muertes relacionadas con opioides, comparado con el 14.3 % en 2010″, precisó el organismo norteamericano.

Entre sus efectos más comunes, se incluye aletargamiento, náuseas, confusión, estreñimiento, sedación, problemas para respirar y pérdida del conocimiento.

Cuando se produce una sobredosis, “la respiración se puede hacer muy lenta o detenerse por completo.

Esto puede reducir la cantidad de oxígeno que llega al cerebro, lo que se conoce como hipoxia. La hipoxia puede llevar a un estado de coma y causar daños permanentes en el cerebro; también puede causar la muerte”, explicó el NIDA.

Cuando el fentanilo crea dependencia la persona muestra signos de abstinencia al abandonar el consumo. Estos síntomas son dolores en músculos y huesos, problemas para dormir, diarrea y vómitos, escalofríos con “piel de gallina”, movimientos incontrolables de las piernas, deseos intensos de consumir la droga.no

Antecedentes en la Argentina

Recientemente, la AFIP y la Aduana detectaron un cargamento de esta droga en un paquete que salía rumbo a EE.UU., dentro de un frasco que aparentaba portar proteínas, donde también se halló Valium. El operativo se dio en el marco de un fortalecimiento de acciones de control sobre el régimen puerta a puerta.

Un can de la Aduana detectó en Ezeiza 1.276 gramos de fentanilo que estaban siendo enviados a Miami mediante el Régimen de los Prestadores de Servicios Postales también conocido como “courier” o “puerta a puerta”. En el mismo envase se encontraron también 41 gramos de Diazepam.

Un can de la Aduana detectó en Ezeiza más de un kilo de fentanilo que estaba por ser enviado a Miami

Luego de que el perro aduanero encontrara las sustancias, las mismas fueron identificadas mediante un análisis de narcóticos, en el cual otros 1.500 gramos de pastillas dieron resultado limpio. Tras esto, se le dio intervención del Juzgado en lo Penal y Económico N°8.

En febrero del 2022, Francisco Pont Vergés, secretario de Política Criminal de la Procuración bonaerense, confirmó a Infobae que se había utilizado carfentanilo para adulterar una tanda de cocaína vendida en la villa Puerta 8, de Tres de Febrero, que mató a 24 personas e intoxicó a más de 80.

La pista china sobre el origen de esta droga

Los laboratorios chinos están siendo sospechosos desde hace tiempo de suministrar las sustancias base para producir fentanilo a los cárteles de la droga en el extranjero, que han ganado decenas de millones de dólares en criptomonedas, según dos firmas de investigación de blockchain, destacando el uso criminal de activos digitales en China a pesar de la prohibición de Beijing.

Elliptic, una firma de análisis de blockchain con sede en Londres, dijo en un informe publicado la semana pasada que había identificado a más de 90 empresas químicas con sede en el país asiático que estaban dispuestas a venderles precursores del opioide mortal y a aceptar criptomonedas como método de pago.

“Se subestima la cantidad de criptomonedas que aceptan las empresas chinas por los materiales que se utilizan para fabricar estos narcóticos”, dijo a Wired Tom Robinson, cofundador de Elliptic y director de su equipo de investigación.

Fuente: Infobae


COMPARTIR