El gobernador Jorge Capitanich participó este jueves de la inauguración del taller textil Gabam S.A., ubicado en la zona sur de Resistencia, que produce indumentaria de trabajo y que generará 300 empleos en diferentes etapas.

"Para seguir creciendo lo que necesitamos son puestos de trabajo y para eso es necesario empresarios que inviertan y un Estado que ayude", señaló.

La empresa pertenece a un grupo empresario de Avellaneda (Buenos Aires) que cuenta con cinco años de experiencia en el rubro textil. Su radicación en la provincia fue gracias al acompañamiento directo del programa Más Empleo, que cubre parte del salario de los nuevos empleados durante dos años.

El mandatario puso en valor la inversión realizada por la firma, la cantidad de puestos de trabajos que podrá generar y la sala de capacitación para operarios con la que cuenta.

“Desde el principio se comprometieron, no especularon. Generarán empleo en forma progresiva y seguramente llegarán a ser una de las empresas de mayor producción textil en el Chaco”, consideró.

Ahora ingresaron 30 operarios, pero irán incorporando 20 agentes por mes hasta llegar a un total de 150 personas por turno. Una vez que se llegue a los 100 puestos en la planta, la producción estimada será de 50 mil prendas mensuales.

La planta producirá camisas, pantalones, remeras, camperas livianas y pesadas, mamelucos y hasta sábanas. Además de las líneas de confección, la empresa cuenta con su propio equipamiento de bordado y serigrafía.

En una segunda etapa se prevé la instalación de una planta de producción de tejidos planos, para la cual ya han adquirido el equipamiento y la maquinaria necesarios.

Desde el día de la industria, celebrado el 2 de septiembre pasado, se inauguraron ocho emprendimientos que generan más de 500 puestos de trabajo en la provincia.

“Aun en condiciones de incertidumbre es posible pensar en una provincia con 200 mil empleos formales a través de 20 cadenas de valor, que se van consolidando con nuevas inversiones, asistencia crediticia, financiera y estímulos de las políticas públicas de promoción industrial”, aseguró Capitanich.

En la actualidad, el 70% de los insumos de bienes intermedios para la producción se generan en el Chaco, lo que naturalmente redunda en más empleos.

“El prestigio del trabajo local también hace a la posibilidad de inversiones, cuando se demuestra capacidad, vocación de servicio y ganas de trabajar es posible mejorar”, sostuvo el gobernador.

Estuvieron presentes el ministro de Producción, Industria y Empleo, Sebastián Lifton; el subsecretario de Empleo, Lucas Cepeda; la subsecretaria de Industria, Laura Binaghi; los dueños de la empresa Alejandro Molinatti y Luciano Balsano; y el administrador de la Dirección de Vialidad Provincial, Hugo Varela.

HERRAMIENTAS QUE GENERAN MÁS OPORTUNIDADES

El ministro Lifton destacó la importancia de contar con una nueva planta de producción textil en la provincia, que podrá en la calle prendas totalmente terminadas con su propio diseño.

“Nos llena de orgullo porque es el resultado de un trabajo arduo que se realiza generando instrumentos y programas de incentivo para promover nuevas oportunidades de empleo”, manifestó.

Luciano Balsano, integrante del directorio de Gabam, relató que cuando llegaron al Chaco se encontraron "con un gobernador que entendió que la función del Estado es desarrollar las políticas para generar empleos y brindar herramientas a los sectores que las necesitan". “Porque el crecimiento es en conjunto: sector público y privado”, dijo.

Destacó además el rol del ministerio de Producción y su equipo, considerando que “son el motor que impulsa la gestión".

“Hoy podemos sentirnos como una empresa chaqueña por cómo nos recibieron. Y eso nos hace pensar que esto va para largo, es una gota de esperanza y nos da fuerza para seguir desarrollando e invirtiendo”, expresó.


COMPARTIR