Un momento de tensión se vivió este jueves en la ciudad de Brandsen donde una mujer irrumpió a los gritos durante el discurso que daba el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, en dicha ciudad bonaerense.

En consecuencia, fue reducida por su personal de seguridad, que la retiró del lugar y luego la liberó.

El episodio sucedió en el marco de una entrega de 172 escrituras a los vecinos de la localidad, la cual fue llevada adelante en el Club Social Brandsen ubicado en la calle Larrea entre San Martín y Mitre.

Allí, el dirigente tomó la palabra acompañado del intendente municipal Daniel Cappelletti y distintos funcionarios del distrito.

Fue en medio de su intervención que una señora que se encontraba presente en el acto vulneró la seguridad del gobernador y logró subirse al escenario.

Minutos después, empezó a protestar a los gritos por la falta de pediatras en el hospital local Francisco CARAM.

El hecho que encendió las alertas quedó registrado en una filmación donde se ve cómo la mujer, vestida con un jean y una campera gris, se dirige directamente hacia el atril donde se encontraba Kicillof, quien justo en ese momento estaba deslizando una crítica contra el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

El acercamiento de la sospechosa pareció ser, en primera instancia, con intenciones pacíficas: se ubicó al lado de él, lo saludó y, según se logra escuchar, le adelanta que quiere decir algo cuando termine de hablar.

El gobernador, visiblemente sorprendido por la situación, le pidió que aguardara. “Esperame, esperame un segundo”, le dijo mientras colocaba su mano para marcar cierta distancia.

No obstante, el personal de seguridad del gobernador reaccionó rápidamente e intervino agarrándola de los brazos para bajarla del escenario. Es entonces que ella intentó resistirse y comenzó un corto forcejeo en el que la vecina trató de tomar el micrófono y hacer un reclamo frente a las autoridades.

Pero no lo logró: en cuestión de segundos, fue reducida, tirada al piso y retenida por al menos cinco personas de la seguridad que la sacaron del recinto. Mientras era retirada, la mujer se cayó al piso.

Axel Kicillof se quedó quieto durante todo el episodio. Y cuando logró volver a tener el control del micrófono en sus manos, le dijo a su seguridad: “Dejenla, dejenla”.

Según confirmaron a Infobae, tras ser trasladada hasta el exterior de las instalaciones donde ocurría el acto, la mujer -de quien aún no trascendió su identidad- fue liberada del lugar.

En el hecho intervino la UFID Brandsen, la cual investiga el hecho caratulado como “Averiguación de Ilícito”.

En este sentido, si bien la mujer no logró realizar su reclamo frente a las autoridades y los vecinos presentes, en el video registrado se puede escuchar que sus gritos en tono de protesta eran por educación y, particularmente, por la falta de médicos hospital local, Francisco CARAM.

Fuente: Infobae


COMPARTIR