La ex estrella porno que recibió 130.000 dólares en 2016 para mantener en silencio una presunta relación sexual con Donald Trump, tuvo en realidad un vínculo con el presidente durante casi un año.

Lo aseguró la misma Stephanie Clifford, conocida también como Stormy Daniels, a Slate.

Según The Wall Street Journal, el dinero presuntamente habría sido entregado por el abogado de Trump, Michael Cohen, a Clifford en octubre pasado, un mes antes de las elecciones presidenciales en las que el magnate derrotó a Hillary Clinton.

Se trató entonces de un acuerdo de confidencialidad que le impedía a la mujer hablar sobre lo ocurrido.

En ese momento, la actriz porno estaba en conversaciones con el programa “Good Morning America”, de la emisora ABC, para hablar sobre su relación con el magnate neoyorquino.

The Wall Street Journal también publicó una foto de Clifford con Trump, que asegura que ella subió a su cuenta de Myspace en 2006. “Son informaciones antiguas y recicladas que fueron publicadas y desmentidas antes de las elecciones”, aseguró un funcionario de la Casa Blanca que pidió ser mantenido en el anonimato.

El primer encuentro amoroso entre ambos tuvo lugar en 2006 en Nevada cuando el magnate estaba casado con Melania desde hacía menos de dos años. En ese momento, la ex modelo y actual primera dama estaba embarazada de su hijo Barron.

Trump y Clifford se vieron luego en otras ocasiones en Nueva York y Los Angeles. A comienzos de 2007, la estrella porno habría sido invitada a la fiesta “Trump Vodka’.l

El supuesto pago de 130.000 dólares coincidiría con el momento en que el Washington Post publicó la controvertida cinta en la que Trump habló de acosos sexuales a mujeres. En el libro “Fire and Fury: Inside the Trump White House”, publicado recientemente, el periodista Michael Wolff asegura que durante la campaña electoral, el abogado de Trump Marc Kasowitz tuvo que lidiar con un “gran número de acusaciones y amenazas legales de una creciente lista de mujeres que acusaban a Trump de acoso’.

Otro caso que se conoció tiempo atrás es el de la ex modelo de Playboy llamada Karen McDougal, quien también afirma haber tenido una aventura con Trump en 2006. Según informes, McDougal le vendió los derechos exclusivos de la historia al periódico National Enquirer por 150.000 dólares poco antes de las elecciones presidenciales, pero este medio nunca la publicó.


COMPARTIR