La percepción de marca se construye, básicamente, a partir de las ideas que tiene el consumidor de la misma. Es la opinión de los usuarios -que puede ser tanto positiva como negativa- y que a la vez, influye directamente en el consumo o compra de los productos o servicios ofrecidos.

Por esto, resulta fundamental tener bien en claro cómo se da la recepción de una marca: qué es lo que piensan los consumidores y cómo se relaciona esta percepción con las de los competidores.

Sabemos que el objetivo principal de una marca es conectar positivamente con su público, y para lograrlo, es preciso potenciar la comunicación. En este artículo, exploraremos junto a los expertos de Taniebrand tres maneras de potenciar y mejorar la percepción de una marca.

1. Mantener el misterio

La rutina y el cansancio pueden arruinar cualquier relación, incluso la de una marca y su público. La creatividad, el misterio y la sorpresa, son elementos fundamentales para mantener una buena percepción de marca. Mediante la perseverancia y el compromiso de generar día a día experiencias nuevas y refrescantes, se podrá mantener cautivado al público.

Sin embargo, no basta solo con el misterio y la sorpresa. Para sostener esta relación, será fundamental, además, generar emociones, sentimientos y experiencias que marquen a la audiencia. De esta forma, se vuelve un paso clave en el mantenimiento de la percepción positiva, compartir momentos que se vuelvan parte de la vida y la memoria colectiva del público.

2. Propiciar la intimidad

Establecer una relación de profunda confianza con los clientes es el objetivo último de toda marca. Es por eso que, al momento de crear una marca la percepción es un factor clave que establece una relación dinámica y duradera entre una empresa y sus clientes.

Para lograr esto, es importante aprovechar cada punto de contacto con la audiencia. En toda relación, la confianza es algo que se logra de a poco, con mucho trabajo y esfuerzo.

El público debe entender que la marca no busca su dinero, sino que el objetivo es lograr una conexión con él, ganar su confianza, su lealtad.


3. Estimular los sentidos

Al contrario de lo que suele pensarse, está comprobado que el 80% de las decisiones que tomamos derivan de nuestros sentidos. Es así que la atracción se convierte en uno de los pilares fundamentales de la percepción de una marca.

El camino más rápido para dejar una huella en la memoria del público es a través de los sentidos. Existen muchas posibilidades para crear experiencias multisensoriales que aporten a la percepción de la marca: desde la música utilizada hasta las texturas, colores y aromas que se deseen transmitir.

Si se quiere explotar al máximo el potencial de una marca, deberá concentrarse en todos los sentidos que se puedan estimular. Sin embargo, es importante ser cuidadoso, ya que estos sentidos deben ser pertinentes y coherentes con la identidad de la marca para obtener el resultado deseado.

Como vimos, lograr una buena percepción de marca no es un trabajo sencillo, pero con perseverancia y esfuerzo es posible lograrlo. Es importante centrarse en construir una buena relación con los clientes, volverla una experiencia placentera, un vínculo de confianza, que se traducirá en un camino compartido de lealtad mutua.

Que te pareció esta nota?
like
Love
Haha
Wow
Sad
Angry